Doce meses, doce historias

5 febrero, 2014
Felipe Benítez Reyes, ganador del Premio Nadal de Novela en 2007.

Felipe Benítez Reyes, ganador del Premio Nadal de Novela en 2007.

FERNANDO BAUDET

Cada cual y lo extraño es una recopilación de relatos, un Almanaque de historias, como lo subtitula el propio Benítez Reyes.

Un examen de química que nunca llega a celebrarse; los recuerdos dorados y plateados del despertar del amor juvenil en la oscuridad de una sala de cine; el paradójico final de una cazafortunas internacional… y así, hasta doce. Doce relatos que el ganador del Premio Nadal de Novela en 2007, Felipe Benítez Reyes (Rota, 1960), cataloga como Almanaque de historias en el que no es ni su primer ni su segundo libro de relatos, en los que deja el sello inconfundible de su estilo, común al resto de sus novelas y artículos de prensa.

Cada cual y lo extraño (Ediciones Destino) es un viaje en el tiempo. La infancia y la juventud, tan presentes en la obra de Benítez Reyes (véase su novela de 1995 La propiedad del paraíso, por poner un ejemplo); la mediana edad; y la tercera edad y sus aledaños son el estadio vital en el que se sitúan los protagonistas de las doce historias, una por cada mes del año, de una recopilación ágil, entretenida y de recomendada lectura.

La vida y su transcurso, ya sea cuestión de días, ya sea cuestión de años, ofrece situaciones, giros inesperados y paradójicos que están a la orden del día y que son el material con el que el novelista roteño, también poeta, trabaja, modelando historias que, transcurren en Rota, El Puerto, Cádiz, Sevilla… y que, aún con trasfondo dramático, consiguen arrancar sonrisas y alguna que otra carcajada durante su rápida lectura. «Lo mío es tuyo y lo tuyo es mío», en Los dueños de las fortunas; «Se ve que en Zamora no se achican por nimiedades», en El crucero y todos los demás (el central y más largo de los relatos del libro); o «Y una mierda. Ahí el que más folla es Don Juan», en Los enredos de Don Juan, son algunos ejemplos de momentos geniales, inesperados. Frases lapidarias en momentos en los que no se las ve llegar y que, sin embargo, como en la vida misma, aparecen en las historias de Cada cual y lo extraño, cuyos finales no voy a desvelarles aquí, pero que harán bien si descubren por su cuenta.

Cada cual y lo extraño, de Felipe Benítez Reyes

FICHA
Cada cual y lo extraño
FELIPE BENÍTEZ REYES
EDICIONES DESTINO
13€

Felipe Benítez Reyes, sabedor y consciente de que la vida está plagada de historias de casualidades, contradicciones y paradojas como las que recopila en su obra, tira de ironía y de su habitual mirada plena de humor y sarcasmo para hacer menos dolorosa la herida. El relato central, el más largo de todo el Almanaque de historias, es el mejor ejemplo de ello.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: