Días sin memoria

20 enero, 2018

José Luis G. Gómez

Nuestro cine se ha puesto literario en la entrega de los Premios Forqué, que en su edición de 2018 han premiado como mejor película dos largometrajes que adaptan sendas novelas. Además, los argumentos de ambos filmes dan vueltas sobre libros, escritores y lectores. La librería adapta una buena novela de Penelope Fitzgerald, mientras que El autor tiene que lidiar con lo que fue el debut literario de Javier Cercas. ¿Significa esto que nuestros cineros leen? Pues parece que sí, o al menos podemos suponer que nuestros productores de cine sí son lectores –son ellos quienes votan en los Premios Forqué–. Es bonito imaginar que aún quedan lectores, aunque el cierre de cabeceras históricas de nuestra prensa, como Interviú y Tiempo, nos avisa de que lo que seguro que ya no quedan es lectores de revistas. Y la vida sigue. Nuestra sociedad ha abandonado los medios escritos en una deriva triste y decadente, de final claro y parece que ineludible, pero los días se siguen sucediendo uno tras otro, y nada ni nadie surge para retomar la que fue la función social de los medios. Nos deslizamos hacia un desastre que ni tan siquiera nos van a contar. Y mientras tanto, todos estaremos compartiendo vídeos de gatos y otras naderías, junto con bulos absurdos en forma de noticias.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: