Curiosos y violentos

22 abril, 2018

JOSÉ LUIS G. GÓMEZ

Cuando El País informa de una tendencia, casi podemos dar por hecho que ésta agoniza –así de lentos son nuestros grandes medios–, por lo que su reciente reportaje sobre el resurgir de las novelas de true crime es más el testimonio de algo ya sucedido que el aviso de lo que está por llegar. Pero se agradece que den buena cuenta de lo que realmente leemos, y que dejen de fingir que nos interesa lo que quieren que leamos. Tengo sobre mi mesa un ejemplar de la novena edición en español de A sangre fría, la obra maestra de Truman Capote, y pistoletazo de salida del género a mediados del pasado siglo. Publicada de forma original por Random House en enero de 1966, la novela de la matanza de la familia Clutter a manos de Hickok y Smith llegó a España gracia a la editorial Noguer. Y también aquí fue un éxito arrollador: tras la primera edición en septiembre de 1966 se reeditó siete veces en octubre y una más en noviembre, además de todas las que llegaron después. El subtítulo del libro de Capote es maravilloso, y casi sirve de definición para el género: ‘Relato fidedigno de un asesinato múltiple y de sus consecuencias’. Pese a lo que crea El País, de un modo u otro, ya sea desde la radio, el papel o la televisión, contado con mayor o menor crudeza, lo cierto es que el ‘true crime’ jamás se ha ido de nuestras vidas. ¿Por qué? Somos curiosos y violentos. Así somos.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: