Centenario universal

20 febrero, 2016
Lamb House, en Sussex, donde vivió Henry James a partir de 1897. L.O.

Lamb House, en Sussex, donde vivió Henry James a partir de 1897. L.O.

JAVIER GARCÍA RECIO

El 28 de febrero de 1916 moría Henry James después de legarnos una de las obras de mayor riqueza plástica y sensitiva. Alba Editorial nos acerca de nuevo al vértigo de leer a un escritor tan singular con la reedición de algunas de sus obras más señeras. Vuelven con Alba, El americano, Los papeles de Aspern o Las alas de la paloma, con una nueva traducción

Nos regaló Las bostonianas, La copa dorada o historias excelsas como Una vuelta de tuerca y sobre todo su concepción total de la novela, su habilidad e inventiva para la trama, para el retrato de personajes, especialmente femeninos, que siempre siguen rumbos inciertos, sorprendentes. Huyó de un Nueva York que consideraba ignorante y limitado a una Europa cosmopolita. Se nacionalizó británico y un año después, el 28 de febrero de 1916 moría con 72 años. Era Henry James.

Con motivo de ese centenario Alba Editorial reedita varias de sus obras –El eco, Los papeles de Aspern y El americano– y ofrece como novedad, una nueva traducción de Las alas de la paloma. La atención de Alba Editorial por James no viene de la oportunidad de su centenario. Desde años atrás la editorial ha tratado con mimo la obra del autor. Tanto en su colección Alba clásica, como también en las de Clásica maior y Clásicos minus, Alba nos permite acercarnos a otras historias de Henry James como Los periódicos, La otra casa, En la jaula, Washington Square, Los periódicos, La otra casa o sus cuentos más selectos.

Henry James nació en Nueva York en 1843, en el seno de una rica y culta familia de origen irlandés. Recibió una educación ecléctica y cosmopolita, que se desarrolló en gran parte en Europa. En 1875, se estableció en Inglaterra, después de publicar en Estados Unidos sus primeros relatos. El conflicto entre la cultura europea y la norteamericana está en el centro de muchas de sus obras.

Su obra completa y definitiva abarca  35 volúmenes, que él mismo revisó minuciosamente, en su gran mayoría son novelas y cuentos; peo también incluye una biografía de Nathaniel Hawthorne, a quien siempre admiró, y de estudios críticos sobre Turgueniev y Flaubert, de quienes fue amigo íntimo. Tenía en poca estima a Zola y también  a lbsen. Fue padrino de casamiento de Ruyard Kipling y tuvo trato con Stevenson, con quien intercambió alguna correspondencia. Y sus mujeres, sus muchas mujeres de las que aprendió la desenvoltura de un mundo revuelto en el que vivió.

Siempre buscó convertir la ficción en un arte real y plausible. Él mismo lo predicaba: «La única razón de existir de una novela es que ciertamente intenta representar la vida». Es fácil entender bajo estos argumentos que para Henry James la tarea del observador social, de avistador del mundo,  no se agota en su mirada porque en última instancia, en el quehacer literario no hay fronteras. Sobre todo cuando se aspira, como siempre hizo el escritor, a engendrar la novela total, abierta exponiendo la vida, a veces compleja, a ratos fácil, de un mundo que James contemplaba con la glotonería del que sueña con verlo todo y contarlo todo.
Por eso en sus obras encontramos todo: el arte de narrar, el hallazgo de temas aún no explorados, el amor racional, lo irracional de los odios y venganzas, la vida literaria como tema, las virtudes y los riesgos de la improvisación, lo sobrenatural, los males y los muertos, el curso del tiempo, su finitud, el relato en primera persona, el destierro del americano en Europa, el destierro del hombre en el universo…

Las alas de la paloma, de Henry James.

FICHA
Las alas de la paloma
HENRY JAMES
ALBA EDITORIAL | Traducción de Miguel Temprano García
32 €

Kate Croy, una joven londinense, cree que «a los veinticinco años» es «ya tarde para recapacitar». Huérfana de madre, con una hermana viuda, pobre y cargada de hijos, y un padre proscrito y siniestro, queda bajo la tutela de una tía rica, que espera casarla con un buen partido. aunque sabe que ella está enamorada de Merton Densher, un periodista apuesto y encantador «esa sabandija miserable», según el padre pero sin la menor perspectiva de futuro. La hermosa Kate, en esta encrucijada, apenas cuenta, como dice su enamorado, con su «talento para la vida» y no dudará en aprovechar cualquier oportunidad.

El americano, de Henry James.

FICHA
El americano
HENRY JAMES
ALBA EDITORIAL | Traducción de Celia Montolío
12 €

Christopher Newman, ‘el americano’, ‘el hombre nuevo’, ‘el gran bárbaro del Oeste’, llega a París dispuesto a «ver todas las cosas importantes y hacer lo que hace la gente inteligente». Tomar esposa se encuentra también entre sus expectativas, y ninguna mujer parece adecuarse tanto a ellas como madame de Cintré, una joven viuda perteneciente a una rancia casta de aristócratas.

Los papeles de Aspern, de Henry James.

FICHA
Los papeles de Aspern
HENRY JAMES
ALBA EDITORIAL | Traducción de Catalina Martínez Muñoz
10 €

Un joven crítico y editor fascinado con la obra del difunto poeta Jeffrey Aspern se entera de que Juliana Bordereau, una de sus musas, vive aún, anciana y aislada, en un palazzo veneciano. Convencido de que conserva cartas y material inédito del poeta, se acerca a ella camuflando sus intenciones y consigue que lo acepte como inquilino.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: