“Bulger tenía una rara mezcla de inteligencia y crueldad”

1 septiembre, 2015
El periodista del The Boston Globe fue, junto a Gerard O’Neil, autor de un trabajo periodístico sobre la mafia irlandesa. Foto: Karin Lehr

El periodista del The Boston Globe fue, junto a Gerard O’Neil, autor de un trabajo periodístico sobre la mafia irlandesa. Foto: Karin Lehr

MIGUEL FERRARY  Septiembre acoge numerosas novedades editoriales, entre las que destaca Black Mass (editorial Stella Maris), una fascinante investigación periodística de Dick Lehr y Gerard O’Neil que destapó los oscuros vínculos entre el FBI y la mafia irlandesa en Boston. En esta entrevista,  Dick Lehr nos acercan un poco más esta realidad
La investigación periodística es quizá unos de los géneros más fascinantes, por esa capacidad de contar una buena historia y cumplir con una función social clave. Dick Lehr, uno de los autores de Black Mass, que destapó los vínculos del FBI con la mafia irlandesa, nos acerca a su trabajo.

Uno de los aspectos que más sorprende en el libro, y quizás para el lector español, es la férrea lealtad que cultivan los irlandeses, más allá de su procedencia. ¿A qué se deben estos lazos?
En Irlanda se genera esta lealtad como arma contra varios siglos de ocupación inglesa. En Boston el problema era el prejuicio yankee y la sensación de opresión. La mayoría de los irlandeses llegó a Boston a partir de mediados del siglo XIX obligados por la hambruna en Irlanda. Eran agricultores sin educación que lucharon como emigrantes en un estado industrializado, dirigido por una oligarquía hostil. Tardaron casi medio siglo hasta que el irlandés se convirtió en una minoría con influencia, que llegó a dominar la política, hasta hoy.

¿Qué tipo de presión sufrieron después de que la investigación se hizo pública? ¿Les protegió The Boston Globe?
Hubo poca presión antes de su publicación, sólo algunas amenazas veladas. Después de la publicación el tema pasó a ser público y el gran problema era que nos pusieran una demanda por difamación, pero es algo que rara vez ocurre. The Globe siempre nos dio su apoyo y los hermanos Bulger eran demasiado inteligentes como para tomar represalias directamente, ya que sólo serviría para recordar a todos lo mafiosos que podrían ser.

¿Qué tenía de especial la personalidad de Whitey Bulger para convertirse en el jefe de la mafia irlandesa durante tantos años?
Tenía una rara combinación de inteligencia y crueldad. Podía tanto encandilar a las personas con su encanto como aterrorizarlas.

¿Se puede acabar con la Mafia o podríamos compararla con la Hidra, el monstruo mitológico?
La mafia italiana disminuyó mucho en los EEUU  cuando los fiscales se hicieron con informadores y arrepentidos que les permitieron instruir los casos. Es posible reducirla.

¿Cuál es la diferencia entre los irlandeses y la mafia italiana?
Los italianos son más organizados y disciplinados. Bulger fue una rareza como líder de la banda irlandesa, ya que fue totalmente disciplinado.

¿Creeis que hoy en día es posible hacer este tipo de investigación periodística o hay más dificultades?
Las dificultades son las mismas. De todas formas, siempre será necesario un fuerte apoyo editorial y contar con periodistas determinados a continuar el trabajo.

¿El periodismo sigue siendo el guardián de los poderes públicos?
Sí. El gobierno rara vez es bueno para investigarse a sí mismo. El caso Watergate, que salió a la luz gracias a The Washington Post durante el gobierno de Nixon, es un claro ejemplo.

¿Qué recuerda del arresto de Bulger y de Connolly?
Ocurrió al final del día en California y la noticia se conoció en la Costa Este al día siguiente muy temprano. Recuerdo mi teléfono sonando en nuestra habitación a las 5 de la mañana. Yo estaba casi sin palabras de incredulidad porque Bulger había sido detenido después de 15 años de impunidad.

Tras leer el libro me dio la sensación de que es difícil confiar completamente en la Justicia y en la Policía. ¿Qué piensan de esto?
Bueno, te entiendo, pero hay más policías buenos que malos. Y era buenos los que detuvieron a ambos, al corrupto Connolly y al astuto Bulger. Otro ejemplo de que todas las cosas buenas necesitan su tiempo.

FICHA
Black Mass
DICK LEHR Y GERARD O’NEIL
STELLA MARIS | Traducción de Verónica Canales
19,95 €

En 1975 la mafia italiana controlaba los bajos fondos de Boston. El agente del FBI Jonh Connolly, en un intento codicioso de prosperar, decide hacer un pacto con el jefe de la mafia irlandesa James Bulguer. El acuerdo es el siguiente: ambos tendrán como misión eliminar a La Cosa Nostra a cambio de impunidad. Dick Lehr y Gerard O’Neil son ex reporteros del Boston Globe, y coautores de la investigación que sacó a la luz este oscuro pacto. Libro adaptado también al cine.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: