Antonio Rodríguez Almodóvar: El placer de contar

10 junio, 2018

ALFONSO VÁZQUEZ

El escritor y académico de la Lengua Antonio Rodríguez Almodóvar (Alcalá de Guadaira, Sevilla, 1941) publica en Alianza editorial Memorias del miedo y el pan, autobiografía de los años de infancia de este divulgador de cuentos populares, que es un ejercicio de reivindicación de la cultura como elemento transformador de la vida

La autobiografía perfecta es aquella que lo que cuenta resulta de sumo interés, al tiempo que la forma de contar también es digna de recuerdo, por lo que al interés narrativo se suma la calidad literaria.

Las dos condiciones se dan en las Memorias del miedo y el pan, del escritor y académico de la Lengua Española Manuel Rodríguez Almodóvar, (Alcalá de Guadaira, 1941), que acaba de publicar Alianza editorial. El viaje por la vida del narrador sevillano no se limita a su existencia, sino que ante todo ahonda y mucho en las circunstancias orteguianas, así que no es de extrañar que comience con una aproximación a la figura más mítica y deslumbrante de la saga familiar, un supuesto virrey de Filipinas; supuesto porque nunca existieron virreyes en el archipiélago dedicado a Felipe II, aunque según se desgrana después, fue un personaje real pese a que no ocupara un puesto tan deslumbrante.

Historias míticas de algunos fantasmas familiares del pasado y vida personal entroncan así en los recuerdos de infancia de este escritor, tan reconocido, precisamente, por su labor de recopilación y divulgación de cuentos populares. A este respecto, las memorias exhiben un acertado tono muy próximo a la oralidad, lo que permite que el escritor se dirija al lector para reconocer, por ejemplo, que se ha ido por los cerros de Úbeda o para posponer tal o cual historia.

Antonio Rodríguez Almodóvar en Málaga, en una foto de archivo.

Es este hermoso libro, además, un ejercicio de poético ajuste de cuentas con las circunstancias sociopolíticas que le tocaron vivir a él y otros niños de su generación, la de la sufrida posguerra, tras el triunfo del bando rebelde en la Guerra Civil. Algunas de las páginas más sentidas y brillantes se corresponden con esos años de cartillas de racionamiento y el «matadero de las ideas» de un estricto colegio religioso. El miedo al que hace referencia al título recordaría así la zozobra de esos años de represión política, educativa y religiosa, mientras que el pan es un claro homenaje al que desde hacía siglos proporcionaba a Sevilla su pueblo natal, Alcalá de Guadaira, al que dedica preciosos pasajes, y un guiño al oficio familiar y de medio pueblo: panadero.

Encierra además un valiente ejercicio de psicoanálisis para tratar de comprender el lugar del autor en el mundo y su actitud ante la vida. Porque las glorias de ese alto cargo de Filipinas se esfumaron tiempo atrás y no le alcanzaron, en buena parte, porque su abuela, Dolores Massa, la hija del virrey, decidió dar la espalda a los convencionalismos sociales y casarse con un panadero, el abuelo paterno del autor.

A este respecto, en un momento del libro, quien fuera niño de clase obrera tras el declive económico familiar se pregunta «si en la fuga que emprendí de un destino social de carestía no tuvo mucho que ver la seducción del arte y la literatura, que tiraba de mí hacia arriba (…) Como si obedeciera a una tendencia natural al refinamiento, unida a la imperiosa necesidad de comprender el mundo y escapar de sus miserias».

Existiera o no esa tendencia natural, en el libro planea con fuerza el deslumbramiento ante la cultura, simbolizado en el piano de casa de un amigo, de clase más pudiente, pero también en una de las escenas más bonitas de la obra, cuando siendo un niño pequeño se pone a bailar en la parte desocupada de su casa familiar El Danubio azul, con la única compañía de una anforita de latón.

Escapar del destino marcado en las estrellas gracias a los libros y la música. Antonio Rodríguez Almodóvar lo cuenta de maravilla, aunque en algunos pasajes, la abigarrada parentela familiar despiste un poco.

FICHA
Memorias del miedo y el pan
ANTONIO RODRÍGUEZ ALMODÓVAR
ALIANZA EDITORIAL
22 €
Sugestiva rememoración de anécdotas, situaciones, personajes y lugares que fueron configurando la personalidad del autor y alimentando su vocación literaria. Rememoración que es al mismo tiempo un repaso a la historia reciente de nuestro país, especialmente a las «épocas de sucesos terribles y de grandes sacudidas morales» en las que se desarrolló la infancia del autor

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: