Antonio Luis Ginés: Seres de un día

16 octubre, 2017

JOSÉ ANTONIO SAU

La Isla de Siltolá ha editado Seres de un día (colección Levante), un certero ensayo poético en el que Antonio Luis Ginés repasa con mimo los materiales con los que crea

 

La poesía es el resultado de la fricción que se produce entre lo onírico y la realidad, o tal vez nace de la agitación interna que suscita en el individuo la contemplación de un paisaje cercano; hay quien la encuentra en una nube preñada de lluvia a punto de descargar o en sí mismo, incardinada en el centro de su pecho, pugnando por callar pese a que el creador la pretende libre. La búsqueda de la experiencia poética, el acercamiento intelectual a este fenómeno desde los presupuestos que maneja un vate, la artesanía de la creación, el cómo pero sobre todo el porqué son reflexiones que Antonio Luis Ginés (Iznájar, 1967) realiza en su nuevo libro, Seres de un día, editado por La Isla de Siltolá en la colección Levante.

 

El autor cordobés Antonio Luis Ginés.

El creador cordobés es autor de ocho libros: seis de poesía y dos de relatos, entre los que destaca Teoría de lo imperfecto, una rompedora colección de microrrelatos también editada por La Isla de Siltolá con la que fue finalista del Premio Andalucía de la Crítica. Otros libros destacados son: Animales perdidos, Picados suaves sobre el agua y Aprendiz. Esta es su primera incursión en este género híbrido entre la narrativa y la poesía, aunque lo que destaca en este trabajo, presentado el pasado 15 de septiembre en la librería La República de las Letras, de Córdoba, es el fondo reflexivo del poeta que busca explicarse a sí mismo conociendo a fondo, de paso, la realidad del verso y su eterna transformación: en esa búsqueda que nunca cesa Antonio Luis Ginés siempre sale victorioso, porque es su mismidad, en esencia, la que dibuja los textos, pensados para envolver al lector en el soliloquio del artista que se pregunta sobre las fricciones de lo que creemos conocer pero, en el fondo, no llegamos a comprender; ese lugar en el que nacen los poemas, ese sitio que sólo unos pocos son capaces acaso de atisbar con el único candil de su talento por compañía, las tripas de la creación. Es, a la par, un libro eficaz, porque el ensayo poético de Ginés no muestra certezas, sino dudas y la duda es esencial para deambular por el camino del poema; también lo es porque el artista cordobés se radiografía el alma con el énfasis de un cirujano de palabras que disecciona tiempo, espacio, paisaje, vida y alma con la profunda rotundidad de lo melancólico. A veces el yo, otras el nosotros, pero siempre el tiempo y la sustancia, la existencia y el mirar, contemplar como forma de vivir.

Dice José Manuel Martín Portales de Seres de un día: «El tiempo problematiza todo concepto que pretenda atrincherarse en su racionalidad, pero sólo desde alguna forma de existencia se hace perceptible la temporalidad». Esa tensión, añade, no tiene salida, es un círculo vicioso para el pensamiento y esas son las coordenadas que sostienen «la reflexión implícita de los textos que conforman este libro».

Antonio Luis Ginés deja, por tanto, sobre el tapete literario una de sus propuestas más íntimas y personales, un trabajo duro y difícil que florece en pleno otoño andaluz, tal vez la oscura paradoja que acaba alumbrando el mañana poético.

FICHA
Seres de un día
ANTONIO LUIS GINÉS
LA ISLA DE SILTOLÁ (Colección Levante)
9,50 €
Seres de un día es un libro que inspecciona y se atreve a andar el escaso terreno que va de la narrativa a la poesía, esa región híbrida tan difícilmente transitable pero a la vez tan importante para la creación pura. El trabajo de Antonio Luis Ginés está compuesto por hondos textos en los que el autor cordobés reflexiona, desde una perspectiva íntima, sobre la realidad poética y, por tanto, sobre la vida.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: