Antón Castro: Relatos para leer del pazo a la costa

27 octubre, 2017

FERNANDO BAUDET

Ediciones del Viento reedita y amplía la selección de cuentos de Antón Castro sobre la fría, húmeda y mágica Costa da Morte gallega

Ya sea la tensa calma del Mediterráneo, el siempre bravo Cantábrico o la doble vertiente de un Atlántico a veces en calma y otras, las que más, furibundo en el norte, es innegable que el mar embelesa a muchos. Y desde la playa, desde la costa, se ven redes, percebes, aldeas, olas, hórreos, barcos, amores, bares, desaparecidos, pazos… historias, aventuras, en definitiva, en un marco húmedo, salado, de desgraciada actualidad, como es Galicia. No es la primera vez que el mar golpea con fuerza a través de las manos del periodista y escritor coruñés Antón Castro, que en este 2017 ha ampliado su nómina de historias iniciada en gallego hace nada menos que veinte años, en 1997. Ediciones del Viento recoge los cuentos que han ido emergiendo en todos estos años para compilar una selección que nos traslada a uno de los puntos más emblemáticos, mágicos y trágicos de la terra galega como es la Costa de Morte.

 

 

El pintor que ganó la gracia del mar; Ornia, Vida infame de Tristán Fortesende; Urco, el perro del mar; Una lección de fotografía; Ballenas… con el correr de las páginas de estos Golpes de mar vamos recorriendo Galicia en el espacio y en el tiempo. A veces en la actualidad (o al menos una época cercana) y otras en un tiempo de barcos de vela, caminos empedrados y no asfaltados y antorchas en lugar de interruptores. Y de la costa viajamos al interior, y en nuestro camino topamos con nombres que ya conocemos, con caras que nos suenan. En una inteligente composición de esta recopilación de relatos, cada historia tiene algo de la anterior, un nombre o varios que se repiten al poco o doscientas páginas después, haciéndonos familiar el paso por Caión, por Malpica, por Muxía. Y conocemos personajes como el de Airas Padín, bien porque Padrón nos cuenta su historia, bien porque hace que su figura reaparezca, como milagrosamente sobreviviendo a un naufragio, unas páginas más hacia adelante. Personajes inventados, mágicos, u otros reales, como el también escritor gallego, Manuel Rivas, autor entre muchos títulos de Qué me quieres, amor, al que plasma en el relato El hermano que le inventé a mi hermano.

Y se confiesa el autor en sus últimas páginas que, tras iniciar hace más de 30 años a escribir los más antiguos de los relatos que ahora reedita, que la causa no es otra que su obsesión por el mar y por la morriña hacia su tierra (reside en Zaragoza desde hace ya bastantes años), con lo que eso duele.

FICHA
Golpes de mar
ANTÓN CASTRO
EDICIONES DEL VIENTO
18 €

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: