Ángela Alcalá Malavé: Los hijos de Hermes

23 noviembre, 2017

GUILLERMO BUSUTIL

Hay libros cuyo universo impreso en sus páginas los convierte en mucho más que una aventura de la imaginación o del ensayo. Hay libros que se leen más adentro de sus letras y hacia fuera acerca de lo que cuentan, igual que si fuesen un mapa de secretos descifrados sobre el espejo cuya imagen nos explica el puente entre aquello que vemos y la raíz que oculta el otro lado. Hay libros que son códices de horas místicas, manuales de fuentes en las que beber del saber antiguo y libros que, a pesar de su apariencia, son una llave de acceso a los secretos del hermetismo. Es fácil pensar al citar estos libros en el Códice Voynich del siglo XV en piel de pergamino y del que aún no existe consenso en definirlo como Tratado esotérico, Cuaderno de botánica, Libro de remedios medicinales o Enciclopedia de astronomía. Precisamente los ingredientes de cocina lenta y ojo clínico del libro que hoy presentamos, La alquimia en La Alhambra. Ese fantástico y hermoso palacio construido durante 13 años, la cifra de la transformación que exige la piedra filosofal, y que es a la vez, como siempre me gustó llamarlo desde que accedí adolescente a algunos de sus misterios, El Kitab de La Alhambra; el libro escrito para que la contemplación de todo lo que alberga -entre la belleza de su imagen y el mensaje de su significado- abra los ojos, despierte la conciencia e instruya el conocimiento, como hace su autor Ángel Alcalá Malavé, iluminándolo con el pensamiento de grandes figuras andalusíes y sacándole las 16 puntas a la Estrella tan presente en las paredes de un palacio, a modo de brújula, y que puede recorrerse con el mágico braille que lee lo invisible al ojo, y lo que transmite el código de la teofanía suprema.

De todo esto escribe Ángel Alcalá Malavé, como si de un chamán de la arquitectura gnóstica se tratase, en este libro complejo, profundo y riquísimo del que no se sale lo mismo que se entra. Igual que sucede con La Alhambra que nos disecciona con rigor, avalándose con fuentes que desde la Antigüedad han descifrado los signos, la escritura, la comunicación y equilibrios entre el Cielo y la Tierra, y ese spiritus mundi que es la alquimia que fecunda la raíz del saber médico que domina el humor de cada árbol, el temperamento de cada planta. Conocimientos que explican el equilibrio entre pensamiento filosófico y ciencia para entender mejor la constitución del hombre y el nombre oculto de Dios en todas sus creaciones.

Nos conduce Ángel Alcalá por los fabulosos compendios de medicina de Ibn Habib, por la Suma de agricultura de Ibn Arabí, por el espíritu de la palabra que enhebra a Platón, a Pitagoras, a Ibn al Satib, a Ibn Masarra, a Ibn Zamrak, a San Juan de la Cruz pasando por Paracelso hasta llegar a Jung y sin olvidar a célebres maestros, como Emilio García Gómez o Emilio de Santiago que estudiaron las claves del alifato de La Alhambra, y la Teoría del lenguaje de Ibn Hayyán y su libro de gramática. Y desde cada uno de estos conocimientos y la unión de sus caminos nos adentra en el Palacio nazarí sujeto al orfismo de las nueve musas, al mar de espejismos y lenguajes en el que todo desemboca. Alumno de los Hijos de Hermes, Alcalá nos va ilustrando acerca de lo que esconde la geometría de la luz y la poesía en danza con lo sagrado, lo matemático y lo espacial. Descifra los poemas de celebración, el mensaje de almocárabes y alquitrabas que confeccionan el tronco y las ramas del mundo de la naturaleza, de los cuerpos celestes, del amor divino, de la belleza, del ego y el inconsciente, del sufismo y del éxtasis. Pétalos todos de la misteriosa flor de la sabiduría que nos va deshojando a lo largo del libro y sus salas, como el salón de Comares, el Mirador de Daraxa, la sala de Dos Hermas o el patio de Los Leones que forma, junto con el claustro que la encuadra, la estrella de seis puntas de la alquimia que transmita este libro en una joya del conocimiento, del aprendizaje y sus deleites.

 

FICHA
La alquimia de la Alhambra
ÁNGELA ALCALÁ MALAVÉ
ALMUZARA
21,95 €

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: