Akira Yoshimura: El silencioso precio de la codicia

27 noviembre, 2017

FERNANDO BAUDET

La segunda edición de ‘Naufragios’ recrea el ambiente ceremonial, místico y reservado de un pueblo japonés en época medieval

Silencio, solo roto por el oleaje del mar y por el agua gélida que baja de los arroyos de la montaña. Silencio y poco o ningún movimiento en los caminos de tierra, alrededor de las 15 o 20 casas que componen un pequeño pueblo (y ya le viene grande el término) del Japón del medievo que se mueve al pausado ritmo que marca la naturaleza. El paso de las estaciones marca la vida de las pocas familias que habitan desconectadas de un mundo exterior al que algunos de sus miembros han tenido que entregarse como esclavos para asegurar la subsistencia de sus familiares. Pesca, producción de sal, rezos a los difuntos junto a la chimenea en el interior de cada hogar donde sólo el crepitar del fuego levanta algo la voz. Rezar… y esperar.

En Naufragios, la obra de Akira Yoshimura (fallecido en 2006) recuperada por Marbot Ediciones en una segunda edición, retrata un ambiente místico, cerrado y ceremonial propio de su país y de aquella época, centrando la historia en el joven Isaku, cuya transformación de niño a hombre adulto coincidirá con la llegada al poblado del O-fune-sama (el naufragio de un barco cargado de arroz), que provee a sus habitantes de alimento y materiales para varios años pero que, sin embargo, también les llevará la desgracia.

Toda esa escena detallista, precisa, que casi nos empapa de humedad y nos abruma con el silencio al pie de la montaña, va haciéndose pesada, insoportable, como la espera de los habitantes del poblado de la época de lluvias y mar gruesa, preámbulo de lo que ellos creen su salvación. Una lectura pausada, ritual y con moraleja la que ofrece el autor de otras obras como Hizoko en América, El viaje a las estrellas o Justicia de un hombre solo.

FICHA
Naufragios
AKIRA YOSHIMURA
MARBOT EDICIONES
16,15 €
  Traducción de Marina Bornas

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: