El pensamiento polifónico

25 febrero, 2018

GUILLERMO BUSUTIL

Igual que El Cid ha vuelto en pensamiento y a caballo. Armado de ideas que no han pasado de moda y sí la prueba del algodón a la que tantas veces se refería en sus conferencias y presentaciones, lúcido y burlón, inteligente y a su manera tierno. Eugenio Trías alto y severo de máscara, cercano en la distancia corta, tanto en la del texto pensativo como en la del pensamiento abierto a su mirada siempre infantilmente curiosa y su palabra con ambición de estilo. Fue sin duda, uno de los más grandes y sencillos hombres del conocimiento y de la filosofía como llave del disfrute del instante, de la construcción y modelo de la ciudad, rebelde frente a la dictadura del presente y defensor de medir los límites sobre los que pensar el mundo, lo sagrado y el compromiso del hombre con su música existencial, con aquello que lo inquiere alrededor de sus obras y sus consecuencias. Estos fueron los campos de batalla y a la vez blasones y armas del filósofo con talante y talento literario al que le debemos hermosos y profundos libros, imprescindibles hoy como ayer, como La filosofía y su sombra, Tratado de las Pasiones, La memoria perdida de las cosas, El árbol de la vida, Ética y condición humana entre otros títulos de una biblioteca en la que mirarse todos los días, antes de repetir una máxima de sus máximas. «Gocemos de lo que hay, sin deplorar lo que no hay». Y lo que hay siempre, y había en su caso, es y era la manía de pensar. La expresión o declaración de principios que bien sirve para definir a Trías y de paso nombrar el libro, La funesta manía de pensar, que nos lo devuelve a caballo de la vida que ya perdió, por la gracia de su hijo editor David y de su viuda Elena Rojas, y la editorial Galaxia que abrocha el proyecto que dejó sin terminar.

Una selección de Eugenio Trías, realizada por su discípulo y amigo Francesc Arroyo, en pensamiento y estilo, elaborados en la primea década de 2000 en páginas nobles de ABC y El Mundo y en las que reflexiona el maestro sobre sus temas habituales: la música, la religión, el arte, el cine, la política, su Cataluña hamletiana, amenazada por los nacionalismos y su voracidad, y la muerte como el más inquietante de todos los viajes que da sentido a la vida. Mundano y egipcio, experto en las ciento cuatro sonatas de Haydn que dan forma a nuestra alma, y enemigo de la uniformidad ideológica que ya en su tierra asomaba las fauces a favor de lo que él denuncio como «un linchamiento moral en relación a todo aquel que alguna vez cuestiona el dogma del nacionalismo triunfante». Escribe igualmente acerca de los «políticos, sacerdotes y profetas que componen, desde muy antiguo, un peculiar triángulo del poder que se disputa el favor y la aquiescencia de la opinión pública del momento». No pueden faltar en las páginas de este inquieto pensador con mucho de sorna bajo la seriedad distante del bigote y una falsa timidez, la cuestión de Europa «que tal vez no exista sin un adjetivo. Europa del Este, Europa Nórdica, Europa católica, Europa anglosajona. No se puede construir un proyecto de verdadera enjundia y ambición tan sólo basado en un terreo movedizo como el económico».

Actualidad y eternidad desprenden el aroma de estos textos, relámpagos de prensa al vuelo pero con la hondura suficiente y exigente del periodismo de fondo –no obstante, obtuvo el maestro el brillante premio Mariano de Cavía en 2009 por su artículo El gran viaje- que nos acercan lo mejor y al excelente filósofo cuyo recuerdo tiene en este libro ilustres apellidos de la cultura. Victoria Combalia, Beatriz de Moura, Victoria Camps, Cristina Fernández Cubas, Fernando Savater, Félix de Azúa, Rafael Argullol, Gonzalo Suárez, Jorge Herralde, son algunos de los que recuerdan su diálogo entre la razón y sus sombras; su gran corazón generoso y humilde, su adusta apariencia y su risa contagiosa, su elegante timidez, su erudición y su compromiso político. Abrocha su memoria un bello epílogo de su hijo que bien merece cerrar la lectura y brindarle al filósofo un pensamiento libre.

FICHA
La funesta manía de pensar
EUGENIO TRÍAS
GALAXIA GUTENBERG
23,50 €

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: