«Los cómics están infravalorados y nosotros debemos desmontar los prejuicios»

25 febrero, 2012

José Antonio Pérez Martínez junto a algunos cómics en la biblioteca de Ciudad Jardín.

José Antonio Pérez Martínez junto a algunos cómics en la biblioteca de Ciudad Jardín.

JUAN CARLOS HIDALGO

Nacido en Málaga en 1971, José Antonio es diplomado en biblioteconomía y licenciado en documentación. Desde 2001 trabaja en la red de bibliotecas públicas municipales de Málaga y ha sido testigo y responsable de cómo la historieta para adultos se ha hecho un necesario hueco en sus estanterías. Diecisiete bibliotecas públicas y un bibliobús ponen gratuitamente la cultura al alcance de cualquier malagueño. La irrupción del concepto de «novela gráfica» ha facilitado el acceso del tebeo para adultos a las estanterías de las bibliotecas, que ya albergaban literatura, música, cine, prensa, revistas y algunos cómics.

¿Hacen uso los malagueños del servicio que prestan las bibliotecas públicas?

Los ciudadanos tienen cada vez más claro cuales son sus derechos y entre ellos está el del acceso a la cultura a través de las bibliotecas públicas. No obstante, siguen apareciendo algunos usuarios que cuando se hacen el carné y saben lo que se pueden llevar a casa, preguntan al final que cuánto hay que pagar.

¿Cuándo y cómo se introduce el cómic para adultos en las bibliotecas públicas?

El desembarco grueso de lo que hoy existe fue a partir de una selección que realizamos mi compañero José Maria (de la biblioteca de El Palo) y yo durante el año 2007. Vimos la necesidad de introducir un tipo de cómic más maduro, ya que prácticamente este no existía en las bibliotecas y sí estaba en las tiendas, principalmente especializadas. Con ello pensamos también que se podía atraer a un nuevo tipo de usuario a la biblioteca y dar a conocer la novela gráfica, por otro lado, al usuario habitual de biblioteca.

¿Cuál es la lectura favorita entre el público que acude a leer tebeos?

Entre los más jóvenes, sin duda alguna, es el cómic manga: Naruto, Detective Conan, Clamp, etc. Aunque no hay que olvidarse de los eternos Mortadelo y Filemón. Entre los mayores está más repartida la cosa: Glantz, Adolf, Watchmen, Maus…

¿Existe un estereotipo de lector de cómic?

Eso creía yo. Pero he visto gente adulta llevándose novelas convencionales que mezclan con cualquier tipo de cómics. Aunque eso sí, hay usuarios siempre jóvenes, normalmente chicos, que solamente leen cómics. Aunque estoy seguro que algunos algún día picarán con otro tipo de lectura.

¿Está el lector generalista rompiendo prejuicios y descubriendo algo que no esperaba en los cómics?

Sí, pero muy poco a poco. Como bien dices existen prejuicios con respecto a los cómics. Están infravalorados. Ahí debemos estar nosotros, desmontar los prejuicios y actuar de nexo, dando a conocer al usuario común las posibilidades que da el cómic.

¿De qué criterios se dispone para actualizar el fondo editorial?

En mi caso, principalmente de los suplementos culturales de los periódicos: Babelia, El Cultural, ABCD… es sintomático cómo éstos cada vez escriben más artículos y críticas sobre cómics, lo que creo que es bueno para la aceptación y normalización de este tipo de literatura.

Recomiéndenos alguna lectura en viñetas que le haya impactado personalmente.

Ahora estoy leyendo El fotógrafo, sobre un reportero gráfico que acompaña a Médicos Sin Fronteras en la Afganistán ocupada por los soviéticos en los años 80. Me gusta por la mezcla de viñetas y fotografías reales dentro del contexto histórico donde se interrelaciona realidad y ficción y se hace difícil su distinción. Está dentro de lo que han llamado cómic periodístico, muy en boga ahora.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: