«A través de mis personajes exploro emociones como el odio, el amor, la amistad y el sexo»

25 abril, 2012

Manuel Mota dedica un ejemplar de 'El diablo aburrido'.

JUAN CARLOS HIDALGO

Manuel Mota (1961) encontró en las viñetas la mejor forma de evadir su tranquila infancia en Sayalonga. Para cuando quiso darse cuenta los dibujos, evocadores y fascinantes, le fluían inexorablemente por las venas. Tras dibujar en Creepy, El Boletín, Bocetos y Cthulhu ahora publica El diablo aburrido, un álbum con seis relatos rurales a modo de continuación de Pueblo (Zanzíbar Ediciones, 2005). Su localidad natal reconoció su labor artística concediéndole el Níspero de Oro hace dos años.

¿Qué diferencias argumentales hay entre el primer volumen de Pueblo y El diablo aburrido?

Pocas. He seguido la misma línea, describiendo situaciones y personajes cercanos, creíbles, y explorando a través de ellos el impacto que provocan emociones tan intensas como el odio, el amor, la amistad, el sexo. En este caso he añadido la guerra, la máxima expresión, creo, de los conflictos humanos. Pero tratándolo de un modo subliminal, es decir mostrando su sombra y su influjo, la huella dejada sobre los protagonistas.

¿Por qué  esta vez sólo ha dibujado una de las historias?

El editor, José Vicente Galadí, me propuso hacer este segundo volumen cuando yo ya estaba metido en otros proyectos que absorbían mi tiempo. Él ideó que fueran otros artistas los que dibujasen mis guiones y yo aproveché la ocasión porque tenía ideas y argumentos que se habían quedado en el tintero, incluso alguna historia publicada hacía tiempo como es el caso de María, la tonta del pueblo que dibujó Kosta con guión mío hace muchos años y pertenecía a este universo de Pueblo, pero no se incluyó en el primer volumen al no estar dibujada por mí. Con todo, me reservé para mí una de las historias, no pude resistir la tentación.

¿Cómo valora las aportaciones de los diferentes artistas que las han ilustrado?

Muy positivamente. Lo más emotivo es que para ellos no ha sido un trabajo de encargo, sino algo que hacían porque los guiones les gustaban, les conmovían. Y para mí ha sido una experiencia muy gratificante ver personajes con los que he convivido mentalmente durante años tomar forma de la mano de estos artistas.

Se ha guardado para su propio trazo Gabi, la historia más nostálgica de todas…

Sí, es el tipo de historia que me encanta dibujar. Intimista, confesional, la hice a mi medida y he disfrutado mucho con ella.

¿Tiene Pueblo algo de sus recuerdos de Sayalonga?

Sayalonga es la tierra de mi infancia, y en la infancia está el germen, la imagen que te vas haciendo del mundo. En estas historias he querido plasmar un poco eso, la mirada asombrada del niño y la del adulto, nostálgica y reflexiva. El marco rural es el telón de fondo, sin contornos definidos, un pueblo que puede ser cualquiera.

¿Qué panorama tienen en estos momentos los dibujantes malagueños que quieren publicar sus obras?

El panorama no es muy halagüeño. La industria, en España, no está para tirar cohetes. Todo depende del enfoque que el dibujante le dé a su trabajo, si quiere vivir de él tendrá que otear otros horizontes y muy probablemente buscar proyección en el extranjero, en mercados como el americano o el francófono. En España podrá publicar su trabajo si está en consonancia con las tendencias del mercado y aún así tendrá que trabajar, como se dice vulgarmente, por amor al arte.

¿Tiene algún nuevo proyecto en preparación?

Desde hace tiempo trabajo en una historia larga que tengo ya muy avanzada y que espero poder terminar a lo largo de este año 2012.

FICHA
El diablo aburrido y otros relatos de pueblo
MANUEL MOTA SÁNCHEZ
ARIADNA EDITORIAL
9 €

Este nuevo tomo de Pueblo ambienta en el mundo rural seis historias personales y sinceras sobre la naturaleza humana, sus grandezas y sus miserias. Mota se acompaña en esta ocasión de estupendos dibujantes para ilustrar sus relatos : Kosta, Juanfran Cabrera, Infame & Co, Natacha Bustos y Martín Saurí. A pesar de la diversidad de estilos, la obra no pierde su coherencia, logrando emocionar y conmover al lector.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: