Maridajes, el placer de las sensaciones

Compartir
  • 39
    Shares

TEXTO JOSÉ URDIALES

Los maridajes dependen de muchos factores y podemos hacerlo siempre por afinidad o por contraste, pero también existen algunos consejos para disfrutar de la experiencia

Disfrutar de los vinos es un placer. Y maridarlos con la comida perfecta es la sublimación de los sentidos. Los maridajes dependen de muchos factores y podemos hacerlo siempre por afinidad o por contraste, o bien tirar de los clásicos que nunca fallan.

Sin embargo, hay algunos criterios básicos que te pueden ayudar a que la elección del vino sea certera. Por eso, hoy trataremos de esclarecer algunas dudas con unos consejos sencillos.

Cómo acertar con el vino
La norma principal para emparejar un buen vino con una buena comida es: vinos suaves con comidas ligeras y comidas fuertes con vinos consistentes. El objetivo es claro: que no domine la comida sobre el vino y viceversa. Buscando ese equilibrio se consigue una armonía en boca y una experiencia más plena a la mesa.

Vinos ácidos
Los vinos más ácidos refuerzan y dan vida a los platos con poca sal, como pescado y pollo hervidos, cremas, etc. También ayudan a limpiar la boca de comidas grasas o gelatinosas. Los taninos -elementos que producen astringencia (sabor áspero), sequedad y amargor al tomar un vino- y la sal no son buenos aliados. Un ejemplo de ello es cualquier queso azul intenso con tintos de taninos jóvenes, astringentes, las dos sensaciones se refuerzan. Mejor un vino más aterciopelado.

Vinos más alcohólicos
Los vinos con alto contenido alcohólico ayudan a digerir platos grasos, ya que el alcohol disuelve estas grasas durante la digestión. Lo que contribuye a una sensación más agradable tras la comida.

El dulce con sabores intensos
Los vinos dulces y llamados de licor son un buen acompañamiento para foies, quesos azules, quesos picantes. Suaviza matices.

Jóvenes y rosados
Los vinos tintos jóvenes van muy bien con los quesos de vaca de maduración corta. Los vinos rosados combinan bien con la charcutería y los fiambres. Son perfectos para arroces o risottos. Si tienen cuerpo van perfectos con carnes blancas y paella.
Quizás los maridajes más difíciles los encontremos con las vinagretas muy fuertes, las salsas de naranja -por su amargor-, ajos, picantes en general, los espárragos verdes y alcachofas. En definitiva, cualquier verdura rica en cinarina -componente químico biológico que inhibe los receptores del gusto- por lo que el agua y otros alimentos y bebida parecen dulces.

Guía rápida para un maridaje perfecto


Pese a existir unas normas o consejos preestablecidos como los que antes comentábamos, siempre se puede pedir ayuda en su tienda habitual para que le recomienden un vino que encaje con la mesa que va a servir. Pero si no, aquí están algunas referencias, sin marcas para que exista una mayor libertad de elección de su caldo. Siempre se ha dicho que sobre gustos no hay nada escrito, pero la realidad es que en cuestión de vinos lo ideal es dejarse llevar por las percepciones de cada uno para así experimentar con su imaginación.

APERITIVOS Blancos ligeros, espumosos, tintos ligeros.
MARISCO Vinos blancos ligeros frescos.
PESCADO POCO CONDIMENTADO Blancos ligeros.
PESCADO POCO SALSA Blancos con cuerpo.
CHARCUTERÍA Rosados, blancos con estructura.
AHUMADOS Blancos fermentados o criados en bota.
FOIE Blancos dulces, y con cuerpo, espumosos secos con crianza.
SOPA DE PESCADO Blancos ligeros.
CREMAS ESPESAS Blancos aromáticos con cuerpo.
CREMA DE POLLO O CHAMPIÑONES Blancos aromáticos con cuerpo.
CAVIAR Espumoso secos.
CARNES BLANCAS Tintos aromáticos con poco cuerpo, blancos fermentados en barrica.
ARROCES CON CARNES Tintos aromáticos con poco cuerpo.
ARROCES CON PESCADO Blancos fermentados en barrica, rosados modernos, blancos con cuerpo.
CALLOS Y CARACOLES Blancos, rosados y tintos redondos y jóvenes.
CARNES ROJAS Tintos con cuerpo estructurados.
ASADOS Tintos muy corpulentos.
CARNES ESTOFADAS Tintos potentes.
PASTAS CON SALSA DE PESCADO Blancos secos.
PASTAS CON SALSA DE CARNE Tintos de cuerpo medio.
CAZA DE PLUMA Tintos aromáticos, con fuerza.
CAZA DE PELO Tintos con mucho cuerpo.
PLATOS ESPECIADOS Blancos o tintos ligeros.
QUESOS FRESCOS O SUAVES Blancos ligeros y aromáticos
QUESOS SEMISECOS Tintos de medio cuerpo.
QUESOS SECOS Tintos con cuerpo.
QUESOS PICANTES Vinos dulces.
QUESOS GRASOS Tintos con mucho grado alcohólico.
QUESOS AZULES Tintos estructurados y consistentes.
CHOCOLATE Vinos tintos dulces.
POSTRES CON FRUTA  Vinos dulces tipo moscatel, licorosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.