Vino de Málaga: Mainake, historia de la vinicultura malagueña

Compartir
  • 6
    Shares

JOSÉ URDIALES

El elaborador de vino busca en la naturaleza una aliada extraordinaria que colabora con fidelidad con sus prácticas y creencias ancestrales. El origen del vino en Málaga se remonta al año 600 a.C. con la fundación de Mainake, donde los griegos enseñaron a los pueblos locales a podar las viñas. La primera prueba histórica de la elaboración de vino en Málaga data del Imperio Romano, descubierto en Cártama. El 12 de enero de 1502 se publicó la primera Cedula Real acerca del «vendamiento y meter del vino en la provincia», lo que siglos más tarde se convertiría en el Consejo Regulador, precedido antes por la creación de la Hermandad de Viñeros de Málaga. En 1900 aparece el Reglamento de la Asociación Gremial de Criadores Exportadores de Vino de Málaga para velar por los intereses del comercio del vino y garantizar por medio de su sello de origen la legitimidad del producto.

Estos vinos tienen una larga tradición de posicionamiento y fidelidad histórica. Como curiosidad, en el siglo XVIII, durante el reinado de Catalina II de Rusia, el embajador español, Gálvez, obsequió a la Zarina con unas cajas de vino de Málaga, tanto le gustó, que eximió a los vinos exportados desde Málaga de todo tipo de impuesto en su imperio.

Otro referencia de posicionamiento la hizo Alejandro Dumas en el Conde de MonteCristo, donde narra una escena en la que el justiciero invita a merendar al Conde de Cavalcanti y le ofrece sus mejores vinos: «¿Un vaso de Jerez, de Oporto, Málaga, de Alicante?». No haré más spoiler de esta escena. Así, a grandes rasgos, son nuestros vinos, hijos de una cultura ancestral que ha creado una civilización vinícola, la de Málaga y sus vinos.

 

La selección, por José Urdiales


JAREL NATURALMENTE DULCE, Bodegas Almijara de Cómpeta

Buen equilibrio de dulzor y acidez | Vino dulce natural elaborado con uva Moscatel de Alejandría y producido por asoleamiento de las uvas. Amarillo brillante con ribetes dorados, presenta aromas varietales, además de cítricos y fruta blanca. Un vino muy equilibrado en cuanto a dulzura y acidez, lo que hace que no parezca nada pesado, con un final muy largo y especiado. El vino no se somete a crianza oxidativa –barrica– y madura lentamente en la botella. Su maridaje se aconseja con postres con toques cítricos y de chocolate, tartas de manzana, helados incluso puede maridar con algún foie, paté o quesos azules. Precio aproximado: 10 euros

 

 

 

ARIYANAS TERRUÑO PIZARROSO 2008, Bodega Bentómiz de Sayalonga
Un vino para tomar con frutas exóticas | Vino blanco dulce natural fortificado –adición de alcohol– con uva Moscatel de Alejandría. Vino dulce con sorprendentes aromas a tostados y minerales acompañadas de notas de fruta blanca madura y herbáceos. En boca su textura melosa provoca sensacionales notas exóticas. Muy bien compensada la acidez y el dulzor, además de un final largo y persistente. El paté, foie, quesos azules y postres de frutas exóticas son la mejor combinación. Precio aproximado: 30 euros

 

 

GRAN GOMARA TRASAÑEJO, Gomara de Campanillas
El caldo perfecto para bizcochos o helados | Vino dulce de licor elaborado con un 70% de Pedro Ximénez y un 30% de Moscatel de Alejandría, con una crianza en barrica de roble americano de 9 años por sistemas de criaderas y soleras. Color oro viejo con matices ámbar. Aromas potentes con notas especiadas y tostadas. En boca es untuoso con un excelente equilibrio. Expresa muy bien su sistema de crianza en las notas de frutos secos. Excelente con bizcochos, pasteles, chocolate o helados. Precio aproximado: 20 euros

 


PAJARETE 1908 PX, Bodega Antigua Casa de Guardia

Perfecto para el sushi | Vino dulce elaborado con uva Pedro Ximénez y con una crianza de 5 años en barrica de roble americano. Color ámbar oscuro. Vino muy intenso y complejo en nariz, aromas a pasas y almendras, fruta escarchada y orejones. Rico en aromas viejos como la madera y notas de fruta negra muy madura… En boca es goloso y fresco, muy untuoso y persistente. Es perfecto para acompañar con sushi, mejillones y mariscos. Precio aproximado: 10 euros