Denominación de Origen Málaga: el dulce tributo al sol

Compartir

Los vinos de Málaga son el resultado de la fisiocracia de esta tierra. Málaga es un territorio vinícola con más de 2.800 horas de sol al año y que además forma un marco geográfico perfectamente delimitado. Dentro de éste encontramos dos tipologías de vinos: los vinos de licor, encabezados con alcohol vínico, y los vinos sin adicción de alcohol, con fermentación natural de uva sobremadura, entre los que se encuentran los vinos dulces naturales de uva pasificada y vino seco.

Los vinos con Denominación de Origen (D.O.) Málaga reciben diferentes menciones tradicionales atendiendo a sus características como el color, si están más o menos avejentados o su elaboración. Según su envejecimiento se denominan: pálido, si no tiene envejecimiento ni arrope (mosto de uva concentrado); Málaga, si tiene un envejecimiento mínimo de 6 meses en barrica de roble; noble, mínimo dos años en barrica de roble; añejo, si tiene mínimo 3 años y trasañejo, mínimo 5 años.

Según su color y de mayor a menor contenido de dicho arrope pueden ser: dorado o golden; rojo dorado o rot golden; oscuro o brown y color y negro o dunkel.

Otros términos tradicionales en cuanto al tipo o estilo de vino usados para denominar los diferentes «málagas» son: sweet; dulce crema o cream; pale cream; abocados; dry pale y pajarete. Para la obtención del vino dulce parcialmente fermentado y también los vinos tiernos, se realiza el asoleo, tarea tradicional que consiste en extender los racimos de uvas al sol en los denominados paseros. El tiempo de asoleo varía dependiendo del tipo de vino que se va a elaborar. Es una práctica única que aporta al vino la dulzura necesaria para ser un buen Málaga.

La selección, por José Urdiales

Dunkel | Bodegas Málaga Virgen (D.O. Málaga)
Vino dulce y elegante
Se trata de un vino dulce de licor Pedro Ximénez criado en barricas de roble americano, color caoba oscuro con ribetes de color ámbar. Buena intensidad aromática, con aromas de frutas pasificadas y fondos de madera y tostados. Entrada dulce y elegante, con un paso aterciopelado y amplio y de postgusto largo. Su maridaje ideal es la tarta de queso y postres lácticos, también la tarta sacher y el tiramisú. En cuanto a su origen, este caldo está elaborado en una bodega familiar malagueña con más de 130 años de historia y que actualmente es dirigida por la cuarta y quinta generación. Precio aproximado: 17 euros

 

Tres leones | Bodegas Málaga Virgen (D.O. Málaga)
El vino para tomar con torrijas, borrachuelos y foie
Vino dulce elaborado solo con uva moscatel de Alejandría y con una crianza de 6 meses en barricas de roble francés de los bosques de Allier y de tostado ligero. Caldo de color amarillo dorado, limpio y brillante, con aromas de fruta madura y matices muy florales. Buena integración de los aromas terciarios (crianza). En boca es suave, goloso y potente. Destacan los recuerdos a la moscatel. Sus acompañamientos perfectos son: helados, tartas de chocolates, leche frita, torrijas, borrachuelos e incluso foie. Precio aproximado: 9,50 euros

 

Arcos de Moclinejo Seco Trasañejo | Bodegas Dimobe (D.O. Málaga)
Equilibrado y persistente en boca
Se trata de un seco elaborado con uva Pedro Ximénez de la zona de los Montes de Málaga, de envejecimiento en botas de roble francés de 500 litros durante más de 30 años. Tiene color oro viejo con ribetes dorados y es de aromas muy intensos, torrefactos, toffe y cueros. En boca es fresco, muy complejo con notas salinas y minerales. De gran equilibrio y persistencia. Un gran vino trasañejo que marida con jamón y queso e incluso con postres muy poco dulces. Si eres atrevido también admite una buena fritura de pescado.  Precio aproximado: 15 euros

 

Zumbral | Bodegas Dimobe (D.O. Málaga)
Ideal para helados y bombones
Vino elaborado con uva moscatel de Alejandría de la Axarquía asoleada en los pasares de la zona durante 15 días y 12 meses de crianza en barricas de roble francés. Procedente de una bodega de tradición vinícola que conoce bien los caldos dulces de la zona. Es un vino dulce de color ámbar oscuro, muy potente en nariz con notas de frutos secos, pasas, tostados y miel. En boca es goloso pero no excesivamente dulce, untuoso y con una acidez que equilibra muy bien el dulzor. Tiene un final largo y agradable. Perfecto con helados, cacaos, bombones y postres de aromas cítricos. Precio aproximado: 10 euros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.