AOVE: oro verde para la salud

Compartir
  • 10
    Shares

“El aceite de oliva virgen extra es uno de los grandes productos estrella de la dieta mediterránea, el oro líquido de la mesa”

 

 

El aceite de oliva virgen extra, conocido como AOVE, es uno de los grandes productos estrella de la dieta mediterránea, el oro líquido de nuestra mesa que reporta infinidad de beneficios a nuestra salud y que se ha convertido en un producto más que recomendable en nuestra alimenticia.

«Son múltiples las evidencias científicas que demuestran la importancia del consumo de aceite de oliva virgen extra en la población general y, aún más, en pacientes con enfermedades crónicas cardiovasculares, neoplasias, etc»,explica el doctor García Almeida., jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Quirónsalud Málaga. El aceite de oliva representa uno de los pilares básicos de la dieta mediterránea y su presencia habitual en la alimentación «garantiza un adecuado aporte de algunos nutrientes importantes y es fuente de grasas saludables en la alimentación, por lo que su uso, también en centros hospitalarios, es creciente». Los estudios realizados al respecto han demostrado la alta calidad nutricional, tanto cualitativa como cuantitativa, del perfil graso del aceite de oliva. De este modo, su consumo moderado «cubre holgadamente las recomendaciones de grasa monoinsaturada y asegura un aporte de linoleico suficiente para evitar estados carenciales».

Este no es el único aspecto destacable de su composición: la presencia de los componentes menores o secundarios proporciona al aceite un importante valor nutricional y organoléptico. Se trata de un grupo de sustancias muy heterogéneas presentes en baja concentración, y entre las que se incluyen carotenos, escualeno y otros hidrocarburos, tocoferoles, fitoesteroles, polifenoles y numerosos compuestos que contribuyen a conferir al aceite su color, sabor y aroma característicos. «Estos componentes desarrollan importantes actividades biológicas, ya que muchos de ellos actúan como vitaminas y antioxidantes naturales y pueden tener efectos hipolipemiantes, antiaterogénicos y antiinflamatorios», explica el jefe de endocrinología del Hospital Quirónsalud Málaga. Además, protegen al aceite de procesos de autooxidación y enranciamiento, manteniendo en óptimas condiciones sus cualidades sensoriales. En este sentido, es destacable el contenido en vitamina E, por lo que un consumo moderado de aceite cubre la mayor parte de las recomendaciones dietéticas de esta vitamina.

No obstante, el contenido en componentes menores puede verse seriamente alterado durante los procesos de refinado del aceite, ya que muchos de ellos son hidrosolubles y termosensibles y se pierden o destruyen con facilidad.

¿Por qué virgen extra?
El aceite de oliva de mayor calidad nutritiva es el virgen extra. Sin embargo, el tipo de aceite más consumido en España es aceite de oliva (mezcla de aceites vírgenes y refinados), cuyas características nutricionales (referidas especialmente a su contenido en vitaminas, fitoesteroles y polifenoles) están claramente disminuidas. Por ello, y por su excelente valor culinario, siempre será aconsejable la elección del primero frente a otros.

Evidencias científicas
El AOVE reduce de manera global la mortalidad, además de la mortalidad cardiovascular. También disminuye el riesgo de diabetes y produce beneficios en enfermedades neoplásicas o degenerativas.

Su composición
Elevado contenido en ácidos grasos monoinsaturados y un importante contenido en antioxidantes como fenoles o vitamine E, entre otros. Menor producción de compuestos polares en su egradación y menor pérdida en su uso (porcentaje de absorción pro alimentos). También presenta ventajas en punto de calentamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.