Luis de Oteyza: Entrevistar al gran enemigo

5 febrero, 2018

ALFONSO VÁZQUEZ

Ediciones del Viento recupera Abd-el-Krim y los prisioneros, el libro en el que el periodista madrileño Luis de Oteyza, director del diario La Libertad, narró la increíble aventura de 1922, cuando viajó en secreto al Rif, tras el Desastre de Annual, para visitar a los prisioneros españoles y entrevistar al líder rifeño de la revuelta: Abd-el-Krim

Luis de Oteyza con Abd-el-Krim, en 1922.

El año pasado, una editorial especializada en el patronazgo digital (en inglés, crowdfunding) publicó, con la ayuda de un grupo de internautas, una biografía del periodista madrileño de origen vasco Luis de Oteyza (1883-1961), obra del también periodista Antonio Rubio.

En años pasados, por otra parte, Ediciones del Viento dio a conocer en dos volúmenes (De España a Japón y En el remoto Cipango), las crónicas del apasionante y divertido viaje de Oteyza al Extremo Oriente, entre otras cosas para poner tierra de por medio entre él y la Dictadura de Primo de Rivera.

Estas publicaciones evidencian un interés creciente por su figura y es obligatorio evocar otro fenómeno editorial de recuperación de un periodista de la época: con el sevillano Manuel Chaves Nogales.

Y aunque los dos comparten la pasión por la aventura y un tipo de periodismo, claro antecedente del famoso nuevo periodismo norteamericano, Chaves Nogales se muestra más reflexivo y con más carga literaria en sus crónicas, mientras que Oteyza es un periodista de dardo rápido y escritura veloz, y dardos son también la mayoría de sus reflexiones, aunque eso no resta carga de profundidad a muchas de sus reflexiones.

Todos estos elementos podemos disfrutarlos con la recuperación, por Ediciones del Viento, de Abd-el-Krim y los prisioneros, que el propio periodista publicaría en forma de libro en 1924, después de publicar de forma más abreviada sus aventuras en 1922, en La Libertad, el periódico que él mismo dirigía.

El libro narra las arriesgadas peripecias de Oteyza hasta conseguir entrar en territorio enemigo, en la declarada República del Rif, en territorio del Protectorado Español en Marruecos, y entrevistar al victorioso caudillo Abd-el-Krim, que el año anterior había causado un golpe durísimo al Ejército Español con el Desastre de Annual.

Con la compañía de los fotógrafos Pepe Díaz y Alfonsito Sánchez (hijo del famoso fotógrafo Alfonso), Oteyza sorteó trabas burocráticas pero también balas, hasta conseguir su objetivo, en una misión secreta que hasta su propia familia desconocía.

El periodista, que consiguió contactar con los prisioneros españoles de Annual, hecho que recoge en el libro, escribe con brío, y tiene un verbo directo y trepidante, pero la rapidez de su prosa no le impiden ni dejar agudos pensamientos ni tomar un papel lo más imparcial posible, cuadernillo de notas en mano, de ahí que el logro más importante de este librito sea la humanización del enemigo. Porque, como buen reportero, dedica muchas líneas a situarse en el punto de vista del otro, de los rifeños y no sólo recoge el parecer de los líderes sino que Oteyza reserva un capítulo a mostrar lo que los rifeños de a pie piensan de los españoles.

Sin tomar partido, aunque sin olvidar su lugar de nacimiento ni a quién van dirigidas sus líneas, el periodista rompe con los tópicos racistas del momento y muestra a unas personas cultivadas y opuestas a toda forma de colonialismo, aunque no al pueblo español.

Especial relevancia tiene la parte final, cuando el autor destapa con pruebas la connivencia de Francia con los rifeños, para perjudicar a España, una complicidad que, demostró la Historia, no evitó que Abd-el-Krim pasara dos decenios de su vida confinado en la isla de Reunión, junto a Madagascar, una posesión colonial francesa. El libro se completa con un glosario de personajes e incluye las fotografías de la simpar hazaña periodística.

FICHA
Abd-el-Krim y los prisioneros
LUIS DE OTEYZA
EDICIONES DEL VIENTO
15 €
En el verano de 1922 el periodista Luis de Oteyza, director del diario La Libertad, emprende una viaje secreto a la región del Rif, escenario sólo un año antes del Desastre de Annual. De aquel suceso bélico, que había causado casi diez mil muertos españoles, quedaban 350 prisioneros en manos del caudillo rebelde Abd-el-Krim.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: