Destacan la importancia de lo afectivo en la educación

Cuatro profesoras de Ciencias de la Educación participan en el proyecto Erasmus+ KA2 Dream

L. O.

La importancia de la dimensión afectiva en la educación. Este es el punto de partida del proyecto Erasmus+ KA2 en el que están participando cuatro profesoras de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UMA y que se denomina ‘Dream’ –Development and Run-test of an Educational Affective Model (Desarrollo y Evaluación de un Modelo Educativo Afectivo).

El objetivo del estudio es conocer las condiciones actuales del sistema educativo para elaborar a continuación una serie de orientaciones que concluyan en la construcción de un Modelo Educativo Afectivo.

María Pilar Sepúlveda, María José Mayorga, Rocío Pascual y Dolores Madrid, profesoras del Departamento de Didáctica y Organización Escolar de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UMA, son las participantes en este proyecto Erasmus, junto a docentes de otras cinco instituciones educativas de italia, Grecia y Francia: la Universita Degli Studi Di Firenze (UNIFI); el Centro Machiavelli (CM); el Istituto Comprensivo Statale Giovanni XXIII; la European Center in Training for Employment (ECTE), y el Centre L’Horizon.

La idea de desarrollar este proyecto, que comenzó en septiembre de 2016 y concluirá en agosto de 2019, surge principalmente del debate generado en la Conferencia ‘I Sistemi di Educazione e Cura dell’Infanzia nell’UE’, promovida por la Universidad de Florencia, que tuvo lugar en 2015. Un debate del que se concluyó que «el poco afecto o la falta de afecto hacia una disciplina no favorece crear sistemas educativos inclusivos, donde se potencie el bienestar del alumnado, por lo que se pretende basar la renovación pedagógica en la mejora de la relación educativa afectiva».
Este proyecto Erasmus para docentes está incluyendo encuentros en las universidades participantes y el próximo mes de octubre la reunión volverá a tener a Málaga como sede.

Entre los principales resultados compartidos por todos los socios, destacan el hablar «de la educación de las emociones más que educación en el afecto», o que en la Educación Primaria se prioriza la dimensión cognitiva, «presionados por los contenidos del currículum olvidando la finalidad de la etapa del desarrollo integral del alumnado en el que se incluye explicítamente la dimensión afectiva».

El proyecto ha permitido ya sacar una importante conclusión: que «tanto la institución escolar como el profesorado y la familia son instancias privilegiadas para poder proporcionar a los niños una educación emocional adecuada, pero para ello es necesario que posean las condiciones idóneas para su puesta en práctica».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cinco =