La TDT local

30 Mar

El mundo analógico se va apagando. El digital toma su lugar. La televisión local puede ganar calidad y espectadores. Es la hora de renovar contenidos

En universo globalizado, donde la información está a tiro de Google. Donde el aleteo de una mariposa china se puede escuchar en alta definición en la Bolsa de Nueva York, apostar por medios de comunicación locales de calidad no parece descabellado, aunque sí costosos. Nunca ha sido barato hacer buena televisión. La oportunidad está a las puertas. La Televisión Digital Terrestre (TDT) es un salto tecnológico equivalente al paso del blanco y negro al color. Esta vez más radical aún. Si usted no tiene en casa un televisor y una antena adaptada no podrá ver ningún canal. (más…)

Oswaldo Álvarez Paz: un preso político en Venezuela

25 Mar

Oswaldo Álvarez Paz, un preso de Chávez

Como en Cuba, los presos políticos o de conciencia también comienzan a plagar los calabozos del régimen chavista. No es casual que Oswaldo Álvarez Paz, un incómodo opositor, se halle hoy tras las rejas de las depedendencias de la policía política bolivariana. El gobierno se lava la manos diciendo que no es orden suya, sino de los tribunales. ¿Pero a quién obedecen éstos en la Venezuela de la revolución que se inventó el comandante-presidente? Álvarez Paz ha sido y es un destacado dirigente de la democracia cristiana de rancia tradición en la Venezuela de la IV República. Ha ocupado altos cargos políticos y partidistas y fue candidato a la presidencia. No cabe duda que representa, hoy por hoy, una referencia de la oposición más seria al gobierno de Chávez. Está preso y quieren acusarlo judicialmente por la vía penal (entre 2 y 12 años de prisión) por decir lo que piensa. Por tanto es un reo de la libertad de expresión, que molesta al caudillo de la nación bolivariana. (más…)

El gran atasco

23 Mar

Trabajar al noroeste de la ciudad es resignarse a pasar horas en atascos diarios. Universidad, Clínico o PTA son los sitios paradigmáticos

No se calculó bien o ni siquiera se pensó, pero con una Universidad en expansión, un Parque Tecnológico con más de cien empresas y en pleno crecimiento y un Hospital Clínico sobrepasado de pacientes y personal, las vías de acceso están colapsadas desde hace años y van a más. Llegar o salir de allí es una misión que pone a prueba el sistema nervioso.
Como el genial cuento de Julio Cortázar, ‘La autopista del sur’, que ya prescribía a mediados de los años sesenta el absurdo de la urbanización humana que regresaba a París sin conseguirlo, los planificadores del estupendo PTA, del hospital dentro del campus universitario y de la propia UMA, orgullosa de su aumento de edificabilidad, no leyeron nunca al escritor argentino.
Ahora hay una solución, que pasa por un cambio de hábitos: dejar el coche en casa y usar un tren de cercanías o Metro específico para entrar y salir de esa ruta infernal del mayor atasco cotidiano de la ciudad. Acabar o, al menos, paliar esa cola automotriz que se extiende por kilómetros desde más allá del Rincón hasta los verdes prados del PTA, y desde las siete a las diez de la mañana, de lunes a viernes. Para eso, -¿cuándo llegará?- es necesario proyectar y construirlo. No hay que ser especialista, basta con ser político con poder de decisión, para entender que esto es urgente, ponerse a trabajar y buscar el presupuesto. Málaga ha crecido más rápido que el pensamiento.
Las 7.000 personas que trabajan en el PTA, pasan casi dos horas cada día en sus coches para acceder o salir del valle tecnológico de Andalucía. Siete de cada diez, declara usar su vehículo para trasladarse. No les queda otra, hasta allí sólo llega el autobús de la EMT o un prohibitivo taxi. Más de 30.000 alumnos y miles de profesores acuden a clases, mayoritariamente, en sus propios vehículos al campus universitario de Teatinos. Cosa similar ocurre con los empleados del Clínico o los pacientes, que se trasladan hasta allí en sus automóviles.
Está claro que esto es también un problema de conciencia ambiental, de educación hacia el uso del transporte público, pero para que eso se desarrolle antes hay que tenerlo en uso. Es muy fácil escudarse en que no lo hay, y por eso tengo que ir en mi coche. Pero, según el estudio promovido por el mismo PTA, si hubiera Metro o tren de cercanías, ‘se evitaría la presencia de 20.000 coches al año’, qué duda cabe que las emisiones de dióxido de carbono bajarían en más de 23.000 toneladas/año y quedarían libres superficies de unos 100.000 metros cuadrados.
Otro tanto, podría suceder en el campus, abarrotado de coches hoy en día. Los grandes aparcamientos podrían ser utilizados para que crecieran zonas verdes, carriles bici, guarderías. Y el hospital hasta podría ampliarse. En fin, no es un sueño imposible, pero es de urgente solución, porque los atascos seguirán creciendo a lo largo y ancho de la autovía y llegará un día en que la gente se quede atrapada para siempre como en el premonitorio cuento de Cortázar.

Málaga vuela

16 Mar

Pese al mal tiempo parece que clarea en la ciudad. Entramos en el ranking europeo de los aeropuertos. Los cruceros van a más y el Psoe milita en Málaga

La ampliación del aeropuerto de Málaga es un hecho desde hoy mismo. Es una obra singular, que se termina en plazo y adelantándose a las necesidades del futuro turístico. Falta la segunda parte, una nueva pista, que situará el presupuesto final en casi 2.000 millones de euros. Para 2013 tendremos un puerto aéreo de primer nivel, a la altura de los mejores de Europa. Ya era hora.
Se calcula, que la capacidad se situará en unos 30 millones de pasajeros por año. Actualmente sobrepasa en algo los 10 millones de viajeros. Este incremento que triplica la actual capacidad, supone un movimiento económico de más de 15.000 millones de euros, la cuarta parte del PIB de la provincia de Málaga. No es nada despreciable. Además, en esta crisis nada coyuntural, que pica y se extiende, su capacidad de atender a 9.000 pasajeros por hora y que podrá despachar 14.000 maletas en el mismo tiempo, será el motor de empleo directo o indirectamente para 200.000 trabajadores de toda categoría.
Actualmente, de cada diez aviones que toman tierra o despegan de Andalucía, siete lo hacen desde Málaga. Con este nuevo y verdadero aeropuerto internacional, ese porcentaje aumentará. Es también la oportunidad de abrir nuevas rutas desde la ciudad, sin tener que volar a Madrid o Barcelona previamente. El destino turístico de Andalucía pasa y seguirá pasando por Málaga. Una inmensa puerta a Andalucía y a España, que va dar un gran poder a la ciudad, situada en el horizonte de afianzarse como motor económico de la región y seguir aspirando a metas más altas, como obtener la capitalidad cultural de 2016.
Hay otros indicadores que hacen pensar en una Málaga del futuro, que se asoma ya a este presente. Los 600.000 cruceristas que está previsto desembarquen este año provenientes de 326 cruceros, un 8 por ciento más que en 2009, y su proyección a más en 2011, hacen prever un punto de atraque fijo para este tipo de viajes. La ciudad también debe prepararse para acoger a este turista rasante que baja, consume y embarca en cuestión de pocas horas. Un comercio más activo tiene que recibirle. Si se quiere vender hay que tener las puertas abiertas. También la recuperación del centro histórico es imprescindible, pues el paseo fugaz de esos visitantes es recorrer las calles del núcleo de la capital, que deja aún mucho que desear. Rehabilitación de edificios, seguridad y cara limpia es una tarea urgente.
También el PSOE reacciona y se reorganiza con malagueños en cargos claves. Si recibimos estas alegrías, no siempre en periodismo las noticias que se publican son malas, aunque el Málaga pasa de la gloria al ridículo, mientras la afición sigue aguardando poder gritar gol. Se inicia el macro proceso judicial, ‘Ballena Blanca’, donde el choriceo de alto vuelo marbellí ajusta cuentas. Y ojo con la Carretera, en la de Cádiz malagueña, los parados se manifiestan como una forma de gritar en la calle, que no pueden vivir así, ¿quién puede, con 450 euros de paro?
Circula una orden conminando a los mandos policiales a extremar el celo en la expulsión exprés de inmigrantes sin papeles. Las onegés denuncian y señalan los visos de racismo. Los policías también. Algunos ficus centenarios de la Alameda se han jubilado, cumplieron con su sombra suficientemente.

Carambolas

9 Mar

Un malabarista no lo tendría más difícil. Resolver, a la vez, el equipamiento cultural en la Merced y el Puerto, el bulevar sobre las vías del tren y Carretera de Cádiz

 

billarfrances_031

Los tiempos se echan encima. Las cuentas no salen, aunque se recortan gastos hasta en el cómodo transporte de los electos. Mal año este, sobre todo con el horizonte electoral municipal tan a la vista. Falta dinero y suelo, sobran proyectos. El pugilato Junta-Ayuntamiento se escenifica con un ojo puesto en las elecciones. El que antes comience una obra significativa se asegurará una mayor caudal de votos. Esa es, al menos, la aritmética sencilla que usan los políticos sumidos en sus divagaciones.
Carretera de Cádiz. Un espacio a considerar prioritario. Un caudal considerable de votantes ansiosos porque se les mejore su entorno, a propósito de la finalización de las obras del Metro. La Junta ha sacado sus cuentas, fáciles: si arreglamos esta zona que se sepa que somos nosotros, no los otros…asegurando votos. Se le cambia esa ‘estampita’ al Consistorio malagueño, que ellos se pongan con el bulevar, se lo dejamos, que no nos den el dinero del Metro, que lo usen en esa obra, que mientras se apañan con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), le cogen las elecciones. Es el juego de los tiempos políticos. A veces fallan, pero hay que intentarlo.
Bulevar. El proyecto es incuestionable. Cerrar ese largo bache entre dos zonas de la ciudad, mejorando su entorno peatonal y circulatorio. Pero tiene dos inconvenientes: la financiación y Adif. Se calcula que costará unos 30 millones de euros. El Ayuntamiento contaba con que la Junta aportara la mitad. Ahora no. Así que el trueque propuesto por Sevilla tiene veneno. Además, está Adif instalado en la negativa de ceder los terrenos, si no se les paga, claro. Esta polémica lleva meses y, como es usual, se eterniza en los detalles técnicos, administrativos y, hasta judiciales, cuyo final puede dilatarse para congratulación de los renovadores de la Carretera de Cádiz.
Plaza de la Merced-Puerto. Aquí tenemos otro proyecto de remodelación del entorno picassiano, agregando un significativo nuevo enclave cultural en el edificio de los cines Astoria y Victoria. Se combina con la pretensión del Ayuntamiento de levantar otro equipamiento similar en la esquina este del Puerto. Aquí la situación es que hay demasiados actores para ponerse de acuerdo. Para desbloquear la deuda de los propietarios de los cines hay que contar con Unicaja, además de compensar ese suelo de propiedad privada. La autoridad portuaria no ve clara la operación y la entidad financiera tampoco.
Nadie duda de que Málaga necesite esos centros de cultura. Uno para que ponga en valor esa ruta del pintor, con la posibilidad de ampliar el espacio expositivo de la Casa Natal. Igualmente, que si, finalmente, la ciudad recupera el Puerto como espacio alternativo de ocio, haya allí también un lugar donde se respire cultura, además de la sal marina.
Lo único malo con todo este entramado de proyectos por resolver es que dependen de demasiadas carambolas. Que ese juego de billar consiga embocar a cada bola en su agujero y en orden. Y el reloj no se detiene. Porque de empezar mañana con estas obras, los tiempos políticos son ya imposibles de cuadrar. Mientras tanto este Mare Nostrum espera.