Píldoras para una Málaga abatida

5 Ene

Me niego a asumir continuamente que la cultura popular malacitana pasa por asumir los arquetipos de ciudad embadurnada en ambigüedad y chovinismo de tercera basado en el propio desprecio por aquello que te pertenece. No deja de ser cultura el respeto y protección del patrimonio local como herramienta diferenciadora y con capacidad para que todos los malagueños nos convirtamos en guardianes de lo nuestro.

Calle Tomás de Cozar.

Calle Tomás de Cozar.

Con estas premisas y cercando nuestro proyecto en la conservación del centro histórico como elemento significativo, aparece un panorama desolador de miseria, inmundicia e indiferencia hacia el patrimonio que estamos perdiendo. A día de hoy, trazando los límites del centro de bien de interés cultural desde el la Trinidad a Gibralfaro y desde el Puerto hasta el Molinillo, podemos afirmar con total rotundidad que el nivel de marginalidad y decadencia supera con creces al de la mayoría de cascos históricos andaluces.

Para analizar dicha realidad considero necesaria la diferenciación entre dos tipos de ruinas: la patrimonial y la social. Con respecto a la primera, el nivel de ruina es alarmante. Es más, resulta mucho más sencillo enumerar las calles dignas que tenemos y considerar el resto en estado de postguerra que repasarlo de la manera inversa. (más…)