Un edificio singular, por suerte no plural

3 Dic

El edificio de La Equitativa permanece a la dudosa y amplia categoría malagueña de edificios que ocupan el solar de otros que eran mucho más interesantes y valiosos para el patrimonio de Málaga.

Ahí tenemos el edificio Pertika, un subproducto de los años 60 que tomó el relevo de la previamente demolida iglesia de la Merced, uno de los gestos más incomprensibles de la Diócesis de Málaga de esa época , aunque el motivo principal del derribo del monumento, que podía haber sido rehabilitado, fue la falta de dinero.

Tampoco se queda manca La Equitativa, que ocupó el sitio que dejó el destruido palacio de los Larios, que por desgracia nunca se rehabilitó tras la Guerra Civil.

En Málaga estamos acostumbrados al feismo, de ahí que la ténue línea que separa la torpe insinuación oriental de esta mole sin gracia de la falta de calidad se hayan borrado ya y por fuerza de permanecer tantos años entre nosotros, La Equitativa se ha convertido en un edificio singular de Málaga. El único consuelo es que no es plural y no ha creado escuela.

Y sin embargo, justo enfrente hay un edificio de mucha más calidad, levantado por la misma época, el edificio Taillefer, que pasa más desapercibido quizás porque no tiene los aires de aparentar más de lo que es de la creación vecina.

En cualquier caso, el verano pasado se anunció la rehabilitación de La Equitativa, que hoy tiene el aspecto de una mojama arquitectónica. Los desconchones, las persianas siniestras y mugrientas de la fachada y ese huevo descolgado que corona tanta singularidad justifican que el proyecto sea una realidad cuanto antes. A ver si con un lavado de cara bien a fondo, la construcción que reemplazó el palacio de los Larios se vuelve más digerible para los sentidos.

Estereotipos

La pasada semana, el firmante dio una charla a alumnos de Ciencias de la Información de la Universidad de Málaga, un grupo atento y con ganas de trabajar. La charla versó sobre los estereotipos malagueños pero qué duda cabe que planearon sobre la clase los topicazos que este año en especial, varios cabestros de distintos partidos han dedicado a los andaluces.

Los tópicos son imágenes deformadas de la realidad, casi siempre con connotaciones negativas, que ya hace más de medio siglo el antropólogo Julio Caro Baroja se dedicó a desmentir cuando iban destinados a los países.

Tan faltos de rigor son estos tópicos que la única aproximación que debe hacerse a ellos es la humorística (servidor, por cierto, escribió un libro sobre el asunto en esa clave), tomarse a risa estas imágenes deformadas, estas caricaturas que nos endosan falsedades colectivas como la vagancia, la jarana genética u otra igual de irrisoria: la mala pronunciación (tópico inexplicablemente resuelto por muchos locutores malagueños con un castellano leonés de pega).

El humor debe ser la respuesta ante la falta de formación de estas almas de cántaro que tienen la osadía de meterse a gestionar la cosa pública.

One thought on “Un edificio singular, por suerte no plural

  1. opion de malaga, creo que teneis que cambiar este critico. ni ha leido guia historico artistica de malaga. a este hombre solo le gustan los tronos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.