¿A qué juega Islandia?

27 Feb

Me pregunto si cuando un medio de comunicación encarga un artículo sobre Islandia el redactor jefe le suelta a su enviado especial alguna frase ambigua: ‘Vete con cuidado… ya sabes lo que hay’;  o bien ‘piensa que te lo van a mirar con cuatro ojos…’  No lo sé y sin duda pertenecerá al secreto de todos lo sumarios. Tal vez se le diga algo más rotundo pero ni falta que hace. Volverá el colega un tanto acomplejado y convertido en el jamón del bocadillo entre su ‘obligación’ como profesional (aquel imposible ‘toda la verdad y nada más que la verdad’) y esa duda que siempre nos carcome, y hoy más que nunca, por no poder calibrar hasta qué punto el ‘producto’ que elaboremos puede costarnos el trabajo (y tal vez incluso grandes dificultades para encontrar otro).

Las informaciones que llegan desde Islandia no resultan ‘a pedir de boca’ de ninguna de las ávidas bocas que esperan el bocado maravilloso. ¿Qué sería?  Para los defensores del sistema el ‘relato’ de la Islandia de hoy no resulta ni siquiera un ínfimo alimento: querrían una tragedia que sirviera de escarmiento a cualquiera que pretenda rebelarse contra las imposiciones que nos están llevando a estados comatosos como sociedades: desde la caída por un precipicio que no se sabe dónde termina –como Grecia- hasta la pérdida de toda clase de ventajas y ayudas, deslizándonos por un barranco que, en realidad, tampoco sabemos si puede ser el mismo precipicio. Si el ejemplo de Islandia fuera catastrófico muchos estarían agitándolo para reprocharnos incluso las más tímidas protestas. (más…)

¿Cuál Iglesia, cuál 15-M?

21 Feb
Un grupo de manifestantes, con caricaturas de Mariano Rajoy.

Un grupo de manifestantes, con caricaturas de Mariano Rajoy.

Rajoy tiene ahora una fuerza impresionante dentro de su partido. Tanto, que se ha atrevido a pasarle paternalmente el brazo sobre el hombro a Aznar. Y desde esa altura Rajoy se ha puesto también paternalista con los 5’3 millones de parados, en cuya representación se atrevió a hablar. Quizás haya imaginado que esos centenares de miles de manifestantes de más de 50 ciudades españolas se habían reunido sin contar con ningún desempleado; para el presidente del Gobierno, los desempleados estaban todos simbólicamente subidos a su tribuna «pepera».

Pero la plataforma que dio a Rajoy tanto atrevimiento no fue su dominio sobre sus «correligionarios» del PP, ni que se haya podido liberar de la sombra de Aznar (y, de paso, haya recuperado a los medios de comunicación aznarianos, que le daban más palos que los medios afines al PSOE)… Su fuerza no estuvo allí, sino en la acera de enfrente: la poderosa protesta ciudadana fue convocada por los sindicalistas de UGT y Comisiones Obreras, acompañados en algunos sitios de personalidades socialistas tan destacadas como la mismísima Carmen Chacón. Esos dirigentes quemados, a los que la gente ha perdido todo el respeto fueron las grietas por las que se coló la osadía de Rajoy. Y por esas mismas fisuras puede perder comba el 15M, que no ha querido esquivar su presencia, pese al disgusto generalizado con los sindicalistas que hasta ahora se habían hecho cómplices de toda clase de retrocesos y recortes. (más…)

¡Miren para Hungría!

14 Feb

Dos cosas  están a la vista: una, que el bipartidismo es una fórmula de alternancia entre dos propuestas similares y que se parece mucho a un ‘partido único’; y la otra, que hay una estrategia, más abarcadora, por encima incluso de ambos partidos, que establece una cierta supervisión sobre el conjunto de los mensajes que nos llegan por distintas vías. O sea: que hay un Sistema que diseña e impone el ‘pensamiento único’ y que crea ‘moldes’ interpretativos ‘correctos’. (más…)

El PSOE se extinguió

7 Feb

Los observadores están mirando al 38º congreso del PSOE –sus sesiones y sus secuelas- sin tomar del todo en cuenta que se hallan  ante una especie en vías de extinción. Y es lógico porque, si asumieran la envergadura del desastre de los socialistas, los medios de comunicación no deberían dedicar tantísimo espacio y tantísimo tiempo a los avatares de esa legión de mil delegados.

Claro que de tanto en tanto los observadores recuerdan –y hacen un apunte al margen- que las terribles disputas entre el vencedor Rubalcaba y la perdedora Chacón son choques feroces pero solo por los despojos de un naufragio. Pero si dieran su dimensión real a las peleas internas de los socialistas deberían revisar tanta dedicación: así como un sabio consejo del oficio periodístico es el de no dejar nunca que la verdad nos arruine un buen reportaje, tampoco los encargados de la distribución del espacio/tiempo en los medios deben dejar que la realidad fastidie sus planes. ¿Les interesará tanto el 38º congreso porque verdaderamente creen que esta gente será la que disputará en el futuro el gobierno al Partido Popular?  Es posible pero de ningún modo puede darse por seguro. Hay otras posibilidades en el horizonte. Puede ocurrir que Izquierda Unida y la UPyD sigan ganando terreno y quizás también lo logren las fuerzas nacionalistas; puede ocurrir que a alguien se le ocurra refundar un partido socialista, si quedara un espacio –al menos en teoría- entre IU y el partido de Rosa Díez; y puede incurrir, incluso, que haya que ‘refundar’ a este mismo Partido Socialista desde su interior… pero esto último no parece que pueda suceder con los elencos dirigentes que han quedado al frente del PSOE tras este congreso. (más…)