Flores8

La semilla que florece

19 May

He aquí la historia de un sentido homenaje que un alumno brinda a su antigua directora. Un homenaje que viven los profesionales de la educación que se dedican en cuerpo y alma a la tarea. Hermoso gesto, generosa delicadeza, emocionante felicitación de un alumno en el cumpleaños de su antigua directora escolar. No hay ninguna profesión como ésta. Ninguna cuyas sementeras den cosechas tan ricas y abundantes. Quien educa coloca semillas en el jardín del corazón y muchas de ellas florecen con el cuidado y con el tiempo.

Todo empezó en mi casa de Málaga cuando, entre los cientos de correos que cada día van entrando por el invisible buzón del ordenador, llegó un curioso mensaje a finales de abril. Me voy a permitir reproducirlo íntegramente con la anuencia expresa del autor.

“Querido Miguel Ángel: Mi nombre es Maximiliano, soy argentino y vivo en la ciudad de Buenos Aires. Tengo una gran amiga, que es fiel admiradora tuya, y que antes de ser mi amiga, fue mi Directora cuando cursaba la Educación Primaria. Su nombre es Mónica Norma Aiassa. Como toda admiradora, sigue tus pasos, y siempre tiene intenciones de ir a tus seminarios, conferencias, etc… Solo una vez pudo concertarlo, cuando visitaste la ciudad de Rosario, Santa Fe, aquí en Argentina. Te cuento que he estado buscando información sobre tus próximas presentaciones, pero sinceramente no he obtenido información acerca de ellas… No sé si al no estar en el tema de educación olvidé algunas palabras claves en mi búsqueda, o si simplemente no soy habilidoso con las mismas. Pero no pude encontrar nada sobre tus charlas, seminarios, etc, o tal vez actualmente tengas la agenda completa con otras actividades, no lo sé… Pero bueno, es por ello que te escribo. Básicamente, quiero descaradamente (ya que no te conozco) pedirte un favor, si es posible, claro… Me sería de gran ayuda, que me facilites información de tus próximos eventos. Todo tipo de información que puedas brindarme además de las fechas y ciudades, como podría ser lugar del evento (por ej: Universidad de Málaga), aranceles, tal vez el contacto del organizador: mail, teléfono, facebook, lo que fuere. Todo me sería de gran ayuda, ya que la idea final de todo esto, es poder hacerle un obsequio de cumpleaños a Mónica. Mi idea en un principio, es regalarle el ingreso a alguna de tus conferencias/charlas. Y de ser posible, el pasaje aéreo hacia la ciudad en donde sea el evento (para esto ya debería ponerme en contacto con sus hijos, y su mejor amiga). Por el momento es solo una idea, pero dicen que cuando uno tiene que soñar, debe hacerlo a lo grande, y si bien no sería algo FÁCIL, tampoco creo que sea imposible. Mónica a mí me ha dado mucho, y creo que es un lindo modo de retribuírselo. En fin, no te robo más tiempo. Te agradezco desde ya, por haberte tomado el tiempo para leer este mail. Saludos. Max”.

Le contesté a vuelta de correo diciendo que, casualmente, en unos días iba a realizar una gira por varias ciudades argentinas: Córdoba, Unquillo, La Rioja, Rosario, Godeken, San Lorenzo, Carcarañá… Le dije que la gira estaba organizada por la Editorial Homo Sapiens y que con gusto le facilitaría el contacto con su director. Y añadí que, en caso de que la idea se hiciese realidad, me gustaría regalarle un libro a su tan estimada directora, un libro que estaría debidamente dedicado ya que, como dice García Márquez, un libro no se acaba de escribir hasta que no se dedica.

La contestación no se hizo esperar:

“Me muero muerto” diría una de mis alumnas millennial… ¡Gracias por tan pronta respuesta! ¡y MUCHAS GRACIAS por el regalo para Moni de tu parte en caso de que pueda asistir! (QUE DE SEGURO, encontraré la manera de que vaya). Va a estar más que FELIZ! Ya estuve googleando a Perico, y vi la publicación sobre la presentación en Rosario. Pero lo contactaré para saber sobre otras ciudades, ya que creo que Mónica ese finde está ocupada. Mi gesto puede ser muy lindo, pero el tuyo también lo es, y te lo agradeceré siempre. Espero nos veamos pronto, y quién te dice, asisto a la capacitación. (Soy Maestro de Danza, pero al fin y al cabo, estoy parado impartiendo lo que he aprendido frente a estudiantes que me eligen como su guía, por cuanto, supongo la charla puede ser enriquecedora para mi también). ¡Que tengas un buen día, Miguel! PD: Sí, me seria muy útil el correo!

Le facilité el contacto con la organización de la conferencia de Rosario, formalizó la inscripción y anunció la presencia de Mónica a las 9 de la mañana del día 12 de mayo. Me lo comunicó con estas palabras.

“Estimado Miguel: Estoy muy Feliz. Con tu ayuda y la del hijo mayor de Moni he logrado concretar todo. Moni mañana se enterará de la la sorpresa del viaje en una cena que le organicé junto con sus hijos… Ya están los pasajes, ya está reservado el Hotel, y ya está reservada su vacante en tu taller en Rosario. Ahora solo falta que pasen unas horas para que se materialice el obsequio. ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!! y luego espero poder leer aquel pensamiento en puño y letra, que como García Márquez decía, da realmente por finalizado el libro! (Se va a poner MUY CONTENTA!) Un abrazo!!! Maxi”.

Le pedí que, ya que iban a asistir más de setecientos docentes, se me acercase y se identificase ya que yo no la conocía ni la había visto nunca. Bastaba que me dijese que era Mónica Norma Aiassa o, sencillamente, Moni. Pronto llegó la respuesta:

“Estimado Miguel: Anoche pensábamos con Moni cómo podrías reconocerla. ¡No hallamos respuesta! ¡Jaja! Creemos que lo mejor seria que simplemente se acerque y se presente cuando se de la oportunidad. Su nombre es Mónica Aiassa. “Moni” para los amigos, y para sus ídolos también, así que podes decirle “Hola, Moni” cuando la veas. Finalmente solo viajará ella. Yo tengo que dictar un Taller aquí en Buenos Aires, y no podré viajar. Respecto a los libros que estén a disposición, solo sé que ella quería “Evaluar con el corazón”. Pero desconozco si está o no disponible. Como sea, cualquiera sea, la hará muy feliz. Te mando un abrazo, Miguel. Y que tu estadía en Argentina, sea estupenda. Maxi”.

Llegó el sábado, 12. La sala estaba abarrotada. Se me acercó Mónica y me hizo saber que era la amiga de Maxi. Hubo saludos efusivos. Comenzó la conferencia. En un momento de la misma decía yo que la profesión docente era por naturaleza optimista. Uno de los motivos es que generaba impresionantes cosechas de gratitud. Y puse, entre otros ejemplos, el caso de Maxi y de Moni. Le hice entrega del libro prometido con el título esperado. Los presentes se sumaron a la felicitación de cumpleaños con un largo aplauso.

Un homenaje cargado de generosidad y emoción del que he querido dejar constancia. Ya en España, Maxi me cuenta que el sueño se hizo realidad. Nada mejor que sus palabras para expresarlo.

“¡Hola! ¿Como estas, Miguel? ¿Ya en España, o aun de visitas en Buenos Aires? Como bien decís, sé todo por ella, por Moni. Me iba enviando el minuto a minuto de las novedades, incluso un videito muy casero, en el que lees mi correo, y le haces entrega del libro. Estuvo muy ávida en registrar ese momento con su móvil. Estaba muy feliz, y aun lo está. Quedamos en vernos esta semana para compartir las experiencias vividas en su viaje. Lamenté mucho no poder estar, pero de todos modos no faltará oportunidad de conocerte personalmente y asistir a alguno de tus talleres. Estoy seguro. Respecto a contar la historia, CLARO QUE SÍ. No solo tienes mi aprobación, sino que además es un honor ser inmortalizado en un blog como co-protagonista de dicha historia! Me encanta la idea y te lo agradezco (…) ¡Un abrazo para ti también, Miguel, y nos mantenemos en contacto! Maxi”.

Los directores y directoras viven a veces la soledad, la crítica y la desafección. Pero hay modos de asumir esa responsabilidad que generan hermosas floraciones como ésta.

38 thoughts on “La semilla que florece

  1. Gracias, gracias y gracias! Tremendo obsequio el tuyo y el de Maxi. Solo mi alma docente puede atesorar lo vivido. Sin más palabras. Trabajamos, nada más, y nada menos, que con vidas. Así me enseñaste Miguel Ángel. Hermoso ver esta conexión, entre tus ideas y la cosecha de lo sembrado.
    Es cierto, que los directores solemos pasar situaciones en las que se necesita saber, sin olvidar el respeto a la dignidad del otro. Potenciar todo lo posible. Un regalo de amor puro. Otra vez GRACIAS!

    • Querida Mónica:
      No tuvimos tiempo de compartir ideas y emociones al terminar la conferencia en Rosario ya que tenia que viajar con urgencia para firmar en la Feria de Buenos Aires.
      Todo el mérito de esta historia es tuyo y de Maxi. Tuyo porque, esas reacciones, son despertadas solo por profesionales de cuerpo y alma. Y de Mxi porque ha manifestado su gratitud de una forma generosa, creativa y emocionante.
      Fue un placer que coincidiera el libro que yo elegí con el que tú deseabas.
      Y me gusto también que todos los asistentes a la conferencia se sumaran a tu homenaje.
      Bien merecido lo tienes.
      Besos y gracias.
      MAS

  2. La semilla flocrece cuando se riega, se deja tiempo para que eche sus raices, crezca su tallo y florezca. Cuanto más cuidados es más fácil que dé frutos, a pesar de las tormentas, el granizo, la nieve, el viento, el calor achicharante o simplemente la acción devastadora del ser humano.

    A veces una sonrisa, una escucha atenta, un gesto amable, una palabra alentadora… resulta suficiente para que germine la semilla. En otras ocasiones una mala cara, la falta de atención, un mal gesto, o una palabra sancionadora hacen que la semilla se pudra.

    Afortunadamente existen múltiples tipos de semillas y cada una requiere unos cuidados para que florezcan, eso hace que la labor de floricultor sea más complicada. Para el que no le guste esta profesión existen otras: bombero, albañil, panadero, cristalero,… Profesiones donde no hay que plantar semillas para que florezcan.

    Buen finde a todos y todas…

    • Querido Juan Carlos:
      Sería estupendo que los profesores compartiésemos este tipo de hechos y de emociones. Estamos más dados a subrayar las dificultades y los problemas.
      Eso dice una profesora inglesa que se llama Joan Dean. Lo leí hace años: “Si los profesores compartiésemos ls cosas buenas que nos pasan tendríamos una fuente inagotable de optimismo”.
      De acuerdo en que hay sillas y semillas, tierras y tierras en las que caen y cuidados necesarios para que florezcan. De acuerdo también en que esta es un aprofesión en que se siembra a diario.
      Un abrazo.
      MAS

  3. Perdonad la extensión del comentario que sigue, pero la metáfora de las semillas que florecen es tan rica y bella que no me resisto al narcisista deseo de colocar a modo de comentario mis sentimientos esta primavera que vivimos tan hermosa.

    “Estalla la primavera. Nunca, como ahora, me había asombrado tanto esta profusa floración. Conduzco por los olivares, antaño resecos, y los veo iluminados de un renovado verdor. La Vega del Tajuña, que hoy recorrí, aparece tapizada de brotes esmeralda y los árboles junto al río se alzan hacia el cielo empujados por savia nueva.

    Hay tantas flores este año que no puedo evitar sacar el móvil y fotografiar esta nevada floral donde los tibios pétalos perfumados sustituyen a los helados copos invernales. ¿De dónde salieron tantas flores? ¿Dónde estaban por millones las semillas que faltaron otros años?

    Las semillas estaban ahí. Lo sé. Año tras año se lanzan por millares al viento. Muchas se pierden en el laberinto de los vientos. Otras mueren desecadas sobre las piedras. La mayoría no crecerá porque les faltará el agua necesaria. Pero algunas, las afortunadas, las privilegiadas por la lluvia; desplegarán sus estructuras vegetales y abrirán su sombrilla floral sobre la tierra desnuda vistiéndola de color. Las semillas perdidas, las olvidadas, las insignificantes… estaban ahí y, cuando se dieron las condiciones precisas, alumbraron una explosión de corolas estrelladas.

    No dejo de pensar en esta metáfora vegetal. Así veo yo la educación: miles de pequeñas iniciativas, acciones aparentemente irrelevantes, mínimas observaciones…. son semillas al viento. Muchas ni siquiera son apreciadas, la mayoría caen en el olvido, otras no encuentran el terreno adecuado; pero algunas permanecen enterradas en el alma del niño y un día florecen.

    Recuerda, querido maestro, aunque ya cansado no llegas a soñarlo: todo lo que hagas permanece. Cada pequeño esfuerzo, cada gesto, cada granito de amor… Nunca se sabe quién lo recordará, a quíén le cambiará la vida, quien lo ha valorado en secreto… Puede que durante años, apenas germine una flor… pero cuando las condiciones sean óptimas una risueña primavera sonreirá a tus esfuerzos… Te será entonces revelada la potencia generadora de la educación.

    Mira el campo. Millones de flores blancas. El año pasado, mucho más seco, apenas aparecieron y este es un delirio de pétalos blancos. Hay que perseverar en las pequeñas lecciones de cada día. Llegará el momento en que florecerán y aquella primavera será hermosa.”

    • Querido Jesús Marcial:
      las metáforas iluminan la comprensión de la realidad desde perspectivas singulares.
      Me gusta mucho la traslación a la tarea educativa de la idea de Neruda:El amor hace con las personas lo que la primavera hace con los cerezos. La educación/el amor crea las condiciones. Tanto me gusta esa metáfora que publiqué hace años en Santiago de Chile (Santillana) VIVIR EN PRIMAVERA. EL VALOR DE LA EDUCACIÓN.
      Pienso que las sementeras educativas siempre dan cosechas de flores. No se sabe siempre dónde y cuándo.
      Un gran abrazo, sembrador.
      MAS

  4. Es hermoso lo que ha hecho Maximiliano con Mónica. Siempre es admirable estar atento para complacer las ilusiones de las personas a las que queremos. Estoy seguro que el regalo no le decepcionó. Por si hubiera alguna duda ella misma lo confirma.
    Esto me lleva a pensar el el título del artículo. En la vida todos somos sembradores de algo, lo considerado bueno o lo considerado malo. Todos, unos y otros, con nuestra siembra, estamos creando un espíritu que es el que mueve las sociedades. No es lo mismo el espíritu que movía a la sociedad medieval que el renacentista, ni el de la sociedad actual.
    La mayor parte de las personas trasmitimos nuestro espíritu, siembra, al grupo más cercano: familiares, amigos, el círculo donde nos movemos.
    Hay otros que su campo de siembra es enorme, prácticamente el mundo. Esos son los que a mi modo de ver hacen historia.
    Miguel Ángel es sembrador universal. Está con un pie en Europa y con otro en América. Y todos los que le hemos escuchado sabemos que es semilla buena: semilla en sus escritos, semilla en sus conferencias y todo acreditado con una vida coherente.
    Por cierto, parece que el cuerpo no te pesa, el espíritu te debe poner las alas…
    El fruto de la siembra de cada cual, una parte, se suele recoger en la vida, y otra nos suele trascender.
    El educador, por profesión, es sembrador. ¿Qué es lo que se siembra? Eso cada cual debe palpar su ropa. Yo creo que no hay profesión más noble que la de educador por el campo en el que siembra, sin despreciar ninguna otra, que todas son necesarias.
    Saludos a todos

    • Querido Joaquín:
      En efecto, todos sembramos. Yo creo que el éxito de la siembra depende de tres dimensiones complementarias: Tiene que haber sembradores, la semilla tiene que ser de calidad y el receptor tiene que acoger y cuidar esa semilla. Seguro que Monica fue una directora excelente, pero no a todos los marcó de la misma manera.
      Y sembramos dentro y fuera de la escuela. Tú lo has hecho de manera constante y admirable. Lo sé porque te conozco.
      Un abrazo y gracias.
      MAS

  5. Estimada Mónica:
    Yo me voy a sumar también al homenaje que ha querido hacerte tu exalumno Maxi.
    No es casual que esta historia haya tenido lugar. Una directora que genera estas actitudes ha de haber afrontando su tarea desde la competencia y el corazón.
    Me ha parecido una historia emocionante.
    Gracias a Maxi y a ti, Y a MAS que nos ha ha contado.
    Saludos,

    • Querida Lorena:
      Aunque tu comentario va dirigido a Monica, permíteme agradecerte que hayas leído el artículo y hayas gastado unos minutos de tu tiempo para felicitar a Mònica.
      Creo que es bueno expresar estos sentimientos hermosos a las personas que muestran una pasión tan sincera como profunda hacia la educación.
      Besos y gracias.
      MAS

  6. Muchas gracias Laura!!! La escuela es una pasión, así lo vivo. Feliz por lo vivido, y por el recorrido que tiene esta situación, como estas palabras tuyas!

    • Querida Mónica:
      Espero que Maxi haya leído el artículo. En realidad es él quien lo escribe. Yo solo he ido hilvanando sus correos.
      Yo fui Director de un Colegio en Madrid. Sobre esa experiencia escribí “Yo te educo, tú me educas” (traducido al portugués).
      “Una pedagogía de la liberación.Crónica sentimental de una experiencia”.
      En mi libro “Las feromonas de la manzana. El valor educativo de la dirección escolar” hablo de la respuesta de un exalumno de aquel colegio, que también está descrita en este blog con el título Reencuentro con el primer amor. Te remito a su lectura.
      Besos y gracias por todo.
      MAS

  7. Gracias Miguel Ángel! Los libros que mencionas, no pude encontrarlos en Bs. As. Sí tengo: Las feromonas de las manzanas, por cierto muy inspirador. Me encanta compartir en mis clases, ahora en la Formación Docente, tus textos y artículos. Siempre estás cerca,de aquí la importancia de toda esta sorpresa en mí vida.
    El mismo sábado, le envié el link Maxi, y lo he publicado en mí fb. Él lo leyó, estimo te seguirá escribiendo, pero estuvo trabajando este fin de semana. También lo estoy impulsando a escribir su lbro, porque tiene extraordinarias cualidades para ello. Te he escrito un mail.
    Vuelvo a decirte Gracias! Seguiremos unidos por esta Pasión de educar y potenciar lo mejor de cada uno. Abrazo muy fuerte
    Mónica

    • Querida Monica:
      Sí, recibí tu hermoso mensaje en mi correo personal.
      Suelo decir que hace más el lector (lector5a) por el autor que a la inversa. Porque si nadie leyera, la escritura carecería de sentido.
      Te estoy muy agradecido.
      He vivido en Argentina grandes emociones. Ese mismo día viajó Ezequiel Daza desde Jujuy para estar en la conferencia. Salió a las 4 de la tarde del viernes y llegó a las 11 de la mañana del sábado. Increíble esfuerzo.
      Me alegró mucho participar en tu homenaje. Y me alegra saber que seguimos en contacto a e través de la pasión compartida por la educación.
      Besos y gracias.
      MAS

  8. Emocionante iniciativa la que ha tenido Maxi con Mónica. En ella se conjugan muchas cosas hermosas: la creatividad, la generosidad, la emotividad…Me he imaginado a Mónica recibiendo el aplauso de los cientos de docentes que asistían a la conferencia. Un recuerdo inolvidable.
    ¿De dónde ha surgido todo? Estoy segura que ha nacido de la forma en la que Mónica vive y siente su profesión.
    También ha sido necesario el buen corazón de un alumno que sabe recibir y valorar el esfuerzo y la pasión de su directora.
    Qué hermosa amistad. Qué hermoso testimonio en un mundo en el que cada uno tiende a mirar por sí mismo.
    Gracias. Gracias de verdad.

    • Querida María José:
      He sido testigo de esta preciosa historia y quiero mostrarte mi gratitud por haber leído el artículo y haberle dedicado esas palabras a Mónica.
      No sabes cuánto me legro de que a través del blog se pueda manifestar esta felicitación a una buena directora. Digo esto porque en una de mis conferencias en Argentina pude comprobar que muchos docentes no tienen buena imagen de los directivos. Por eso me parece doblemente positivo el caso de Mónica.
      B<esos y gracias.
      MAS

    • Querida Mónica:
      Ya veo que estás siguiendo los comentarios que aparecen en el blog.
      Estoy muy sorprendido del silencio de Maxi.
      Esperaba verlo por estos pagos, pero que no se sienta obligado, por favor.
      Beos.
      MAS

  9. Buenas tardes profesor Santos Guerra, reciba mis saludos. Me resulto hermosa la narrativa que ilustra el titulo de su artículo esta semana “Las semillas que florecen”. Comienzo por avalar el comentario del trabajo en solitario que lleva a cabo el director de centro educativo, ahora bien incluyo en ese renglón al supervisor de centros por las funciones inherentes a ese tipo de cargos y quienes escasamente asumen la autonomía como herramienta de la gerencia. Ahora bien siendo la escuela el centro de interconexión
    más amplio pues es su ámbito se generan diversas redes, formas y manera de comunicación que llevan a raudales de interacción o inercia según sea el colectivo del entorno o mejor dicho la habilidad de los lideres
    educativos enseñando con acción al estudiante el rol de un líder en cualquier momento o circunstancia de vida, tal como se desdibuja en la narración
    vivencial
    de “Max
    ”y “Monic
    ” a mi juicio considerada
    sublime e inspiradora capaz de evocar a las profesoras María Isabel Tovar
    de Grippa
    en la Concentración Escolar 072, San Bernardino
    , Isabel Escobar Díaz
    ,
    de la Escuela Básica 12 de Octubre
    , en
    Nueva Tacagua
    y
    Adriana
    Sandrea
    Díaz
    ,
    de la Escuela Eugenio Mendoza, así como del Profesor Santiago Martínez Landaeta
    , personas que con su hacer generaron instituciones con visión y misión colectiva capaz de entender
    las necesidades, creencias y cultura de los que fuimos niños y ahora comprendemos la valía de su desempeño superando cualquier adversidad. Sin embargo hay casos donde el cargo directivo sirve para la burocratización negativa de las organizaciones, transformando los centros educativos en campos minados de guerra entre iguales y con el colectivo comunitario lo que si queda claro que “max
    ” seguramente tendría vagos recuerdos de su escuela. Gracias profesor Santos Guerra por permitirme evocar lo valioso de estas docentes y la reflexión para la auto valoración del desempeño.

    • Querido Williams:
      Gracias por tu interesante mensaje.
      Me sumo al pequeño homenaje que quieres brindar en estas líneas a María Isabel Tovar de Grippa, a Isabel Escobar Díaz, a Adriana Sandrea Díaz y a Santiago Martínez Landaeta. No me cabe duda de que en tus palabras se esconde una admiración y un reconocimiento por siu forma de ser y de estar en la educación.
      Es importante, a mi juicio, reconocer y aplaudir el buen hacer y la profesionalidad de muchos docentes.
      Un gran abrazo y gracias de nuevo por participar en estos comentarios.
      MAS

      NOTA: Había otro mensaje tuyo en la bandeja de spam. Lo he eliminado porque, si no he leído mal, estaba contenido en éste.

  10. Aquí estoy! (Pero Shh!!! Que estoy escapándome por un momento de algunas obligaciones que me persiguen…)
    Me sorprendí mucho cuando Miguel Ángel me escribió para comentarme que le gustaría narrar la historia sobre el obsequio para Moni. Era algo que no me me esperaba y una idea que me encantó. (Debo reconocer que me seducía bastante la idea de quedar inmortalizado en este blog, siendo protagonista de una bella historia). No dude en responderle aceptando y agradeciendo su propuesta.
    Entre tantos comentarios de gran retórica, y hasta poesía, me siento un poco pequeño como para redactar algo que esté a la altura. Yo soy bailarín profesional, trabajo el arte desde mi cuerpo, casi nada desde la escritura… sin embargo me aventuré a escribir estas líneas…
    En primer lugar agradezco a todos y a cada uno de sus comentarios. Me hace sentir muy bien contemplar las diferentes apreciaciones y enfoques que cada uno tiene sobre esta historia. Como bien comentaba en uno de los mails que Miguel Ángel ha citado, Moni a mi me ha dado mucho y fue ese el motor que me impulsó a pensar en ese obsequio para ella. Dicho de otro modo: no fue más que el producto de haber regado a una semilla más… La diferencia tal vez está en que en este caso en particular por casualidad o más bien causalidad, el Jardinero y la “Semilla que Florece”, se encontraron nuevamente en el camino y decidieron reactivar un vínculo que siempre había estado.
    Las charlas con Moni son siempre amenas, e interesantes. Siempre tiene algo para transmitir desde lo intelectual y algo para transmitir desde la experiencia de vida que lleva, sin hacer falta de esa calidez propia del instinto materno que la perfila -cuando la situación lo amerita- hacia lo emotivo y la palabra de aliento.
    Y a lo que quiero llegar con esto es a lo siguiente:
    Del mismo modo en que Moni es HOY, SIEMPRE lo ha sido. Y eso incluye su desenvolvimiento en lo Profesional. Siendo Directora, Profesora, o Maestra de grado.
    Nunca se limitó a un rol o a un estatuto frío y distante. Fue más que eso, y lo sé por que lo he vivido en primera persona y tambien lo sé por otras tantas personas que no pueden evitar -como decimos en Argentina- “tirarle flores”* a Moni cada vez que la menciono: docentes, alumnos, encargados de las escuelas, padres y madres de alumnos, e incluso el dueño del Supermercado que Moni frecuenta.
    Es claro y evidente que Moni vive la educación con el cuerpo, con su mente y alma. Y, creo yo, que el hecho de que yo viva la danza del mismo modo, nos ha reencontrado.
    Miguel Ángel te agradezco una vez más la atención que me brindaste aun sin conocerme, y la pronta respuesta en cada mail que te escribí. Gracias a tu ayuda y calidez, y a la de los hijos de Moni, pude concretar este obsequio que quedará guardado en su memoria por siempre.
    Que la vida, el Universo, Dios, o la Educación misma, te duelva el doble de lo que das, de lo que le das.
    ¡Gracias!
    Abrazos, Maxi.-

    • Querido Maxi:
      La verdad es que te echaba de menos en esta historia en la que eres co-protagonista. Tú hermosa y generosa iniciativa me emocionó desde el primer momento.
      Todo el desarrollo ha sido un éxito porque ha llevado felicidad y emoción a una persona a la que admiras y quieres.
      Es muy significativo todo lo que ha sucedido. La forma de vivir la profesión de Mónica, tu reacción agradecida, la presencia de Mónica en el curso y vuestra participación en este blog que deja constancia de la hermosa historia.
      Creo que es um ejemplo de lo que muchas veces pasa con una forma apasionada de vivir la tarea de la educación.
      Hay buenas semillas y buenos jardines en los que las semillas arraigan, crecen y florecen. Ese es tu caso.
      Mil gracias.
      MAS
      No sabes cuánto envidio las maravillosas cualidades que tienes para expresarte con el cuerpo, según me explica Moni.
      Hace poco he escrito un editorial para una revista de Educación Física. Lo titulé así ENTRE EL ODIO Y EL CULTO AL CUERPO, LA EDUCACIÓN FÍSICA.
      No hay profesión más delicada y hermosa que la educación, ya que trabaja con la mente, con el corazón y con el cuerpo de las personas.

  11. 1.- Una historia bonita y que había que dar a conocer. Felicidades a los tres (Maximiliano, Mónica y Miguel Ángel).

    2.- Como diría el ausente amigo Don Quintiliano, en su faceta de dar “caña y brasa” al autor de este blog, caray Sr. Guerra, ¿no le parecen demasiadas flores aún estando en primavera? Y a Maxi le preguntaría: Sr. Maximiliano, si quería tener un gran detalle con su querida amiga, ¿no sería más placentero para ella que le regalase un fin de semana en Mar de Plata que más de lo que habitualmente hace? (Educación).

    3.- En Navidad, tanto a mis hijos como a mis sobrinas no les llega el momento de poder abrir los regalos. Les gusta adivinar lo que tienen dentro los distintos paquetes. Mi sobrina rompe el precioso envoltorio sin contemplaciones y con una sorisa en su cara. Pero cuando ve lo que es, su sonrisa desaparece a la vez que dice: ropa.

    Miguel Ángel. Yo me alegro por ti, me alegro de que haya mucha gente de la educación que no te considera ropa en el sentido que le daba mi sobrina. Me alegra que seas considerado un buen regalo para alguien que se quiere. Mónica tiene buen gusto.

    (Y si por alguien en algún momento fueses considerado ropa, muy necesaria, seguro que volverían a sonreir al vestirte y comprobar lo bien que sientas y el calorcito que das).

    4.- Un fuerte abrazo para el mundo mundial y, en especial esta semana, para Argentina y su gente.

    • Querido José Antonio:
      Esta vez has entrado con el sonido de la campana. Ya sabes que a mí me gusta que aparezcas pronto y des juego… Pero cada uno tiene su criterio y su voluntad. Respetables siempre.
      Lo admirable de esta historia están Monica y en Maxi. Tanto es así que hasta estuve tentado de titular el artículo MONI Y MAXI. Pero, claro, podría haber despistado.
      No se puede ignorar el contexto ni los intereses y gustos de las personas.
      Pues ya ves: yo creo que el fin de semana lo hubiera olvidado más fácilmente que el aplauso de mil docentes sonriendo mientras le entregaba el libro firmado.
      Lo admirable es la pasión de Monica por la educación y la iniciativa y la generosidad de Maxi.
      Un gran abrazo.
      Y gracias.
      MAS

  12. Estimado José Antonio:
    Respondiendo a su pregunta, le comento que dado que Moni es mi amiga (en el sentido mas profundo y completo de la palabra), sabía perfectamente que no habría mejor regalo para ella, en este momento de su vida, que el que le he hecho. Y los hechos post-tallerMAS me lo han demostrado.
    Para Monica, no es habitual compartir unas horas oyendo a alguien a quien admira tanto como a MAS. Tampoco es habitual, recibir un libro de MAS autografiado por el, y como bien mencionaba MAS, tampoco lo es recibir un aplauso de todos los colegas presentes.
    Gracias por el abrazo “virtual”, y por cierto… Más que “La Feliz” (asi apodamos a la ciudad de Mar del Plata), Moni prefiere el Sur. Estuvimos en Ushuaia hace unos meses y nos quedó una parte por recorrer. Estás invitado si te apetece la idea.
    Max.-

    • Estimado Maxi:
      De nada por el abrazo, y gracias por la invitación a tu país.

      Tengo familia en Argentina por parte de mi padre y de mi madre. Llevan tiempo queriendo que les haga una visita. Solo puedo viajar con la imaginación y, ahora, con Google, pues no hay forma de que pueda subirme a un avión sin morir en el intento.

      Reiterarte de forma más directa mi Enhorabuena por toda la historia que Miguel Ángel nos cuenta. (En esta casa creo que casi todos nos tuteamos. Además, si tuteas al anfitrión cómo vas a tratarme a mí de usted).

      Un abrazo.

  13. Buenos días a todas las personas,

    1.- Sr. Lema, Sr. Lema, que yo también tengo mi corazoncito, aunque más bien de piedra antes que de carne. Hay que ver hombre, yo que esta semana quería que el Sr. Guerra no tuviera pesadillas de solo leer mi nombre, vas y aguas su oportuna y quizá ilusión de mi ausencia. Eso no se hace, hombre. Por cierto ¿qué opinas de la chabolilla que se ha oportunado el representante de la mejor izquierda de España, con su coleguita?. Cuando yo era comunista me hubiese cabreado un montón, ahora lo comprendo. ¿Por cierto, cómo va tu transición política, prosperas?.

    2.- De otra, mi enhorabuena a los protagonistas de este bonito relato. Lo bonito, lo agradable, aunque muy alejados de la realidad esencial que vivimos, ayuda, da ánimos, hace más creíble eso que dicen de que todo el mundo es bueno. Esencialmente estoy a favor de las flores. Soy campesino, recuerden. Si no fuese por ellas a ver cómo íbamos a subsistir, aplíquese la metáfora en todos los sentidos de la vida. Los veganos lo tendrían aún más difícil. En la flor nace la vida, según el mandato de la naturaleza; también en el sentido de las emociones/flores dulces de la vida.

    3.- Por hablar un poco de mí, para dejar bien mi ego, cuando me dedicaba a la defensa de los derechos fundamentales de las personas y de los sinverguenzas, y a otras farándulas de similar y siempre de más bajeza que el campesinado, también me regalaban cosas, normalmente un jamón o vinos. Todo el mundo siembra semillas, no creo que dependa de la profesión, más bien de la actitud del sembrador o campesino. Dígase de los médicos, policías, obreros todos, etc. Bueno, de los políticos últimamente estoy teniendo mis dudas.

    4.- Ya sé que mis millones de seguidores verán una actitud un poco tosca o bruta en mis emociones escritas, pero señores, yo también tengo mi idea sobre la siembra. Meditada, lo puedo asegurar, creo. Me explico breve. He llegado a la conclusión de que cuantas más florituras se tenga en la vida, más dolorosa va a ser la idea del viaje final del “para siempre”, para el que le toque, que creo que serán mayoría. Intento mirar hacia todos los puntos cardinales, Siria, Trum, Somalia, Etiopía, hambre, las flores de mis limoneros -por millones este año-, todo, a pesar o sopesando de que estoy seguro de que seguiré viviendo después de mi muerte.

    Gracias a los que están.

    Tengan un buen día.

    • Estimado Don Quintiliano:
      Bienvenido siempre. Con flores o con cardos. Porque todo es aprovechable. Las críticas certeras siempre son constructivas. La crítica destructiva no es la que duele sino la que es arbitraria y falaz. La que es tramposa. Crítica negativa es la aduladora cuando no tiene rigor ni fundamente. Creo que siempre ha de ser bienvenida la argumentación.
      La realidad esencial que vivimos tiene li¡luces y sombras. No hay negro y blanco solamente. Hay muchos tonos grises. Lo hermoso es también la realidad esencial que vivimos.
      Y, sí, en todas las profesiones se siembra. Y en todas se cosecha. Depende de lo sembrado, aunque no solo.
      Un cordial saludo.
      MAS

    • Yo también te quiero, Quinti, porque los corazoncitoss de piedra también son dignos de ser queridos. Quizás sea el cariño el que lo haga “progresar” hacia la carne.

      De la chabolilla ya hablaremos, y no voy a usar el tú más.

      Un abrazo.

  14. Me sumo al homenaje que Maxi le ha dedicado a Mónica. Es hermoso y aleccionador. Frente a quienes lo reciben todo como si lo merecieran, hay quien sabe valorar lo que se hace por ellos. Y muestran esa gratitud generosa que se traduce en esos gestos.
    Me alegra también saber que aquella relación profesional se haya convertido en una hermosa amistad.
    Felicidades a los dos. Y a quien nos ha contado la historia.

    • Querida Mariana:
      He disfrutado viviendo y contando esta historia. Y leyendo comentarios como el tuyo.
      Me alegra que haya lectores que se unen a este homenaje que merece esta directora. Y creo que debería ser más frecuente ese sentimiento de gratitud y de reconocimiento.
      Veo frecuentemente en las CARTAS AL DIRECTOR de los periódicos que pacientes de Hospital agradecen a los médicos, enfermeros y celadores el trabajo que realizan para la recuperación de la salud. Veo menos reflejada la gratitud hacia los docentes.
      Creo que es un hermoso ejemplo que a mí me llenó de emoción.
      Besos y gracias.
      MAS

  15. Mis respetos para Maxi y para ti Miguel Ángel.

    Le han dado a Moni un regalo espectacular, que va a quedar guardado no sólo por ella sino por todos lo que hemos leído tan emotiva historia. Felicidades a los tres; a ti Moni por tu trascedencia que pasó de ser del ámbito educativo a una hermosa amistad; a ti Maxi porque personas como tú quedan pocas en el mundo, que da para hacer feliz a alguien más. Y a ti Miguel Ángel, que has sido la clave para hacer un sueño posible con ese “gran corazón de pollo”, como diría mi abuelita, que cargas con mucho amor.

    Para Moni, una semilla que da sus frutos.
    Besos.
    YURI*

    • Querida Yuri:
      Ya veo que te estás poniendo al día con tus comentarios.
      Me alegra tenerte entre mis lectoras y comentaristas.
      Te agradezco que te hayas sumado al homenaje que Maxi le ha tributado a su antigua directora Mónica Norma Aiassa.
      Besos y gracias.
      MAS

        • Querida Yuri:
          Espero tu opinión sobre el artículo de esta semana. Me interesa conocer tu opinión al respecto.
          Sé que es un artículo que va contracorriente.
          Ya me dirás.
          MAS

  16. Estimado Miguel,
    Hoy tuve el agrado y suerte de conocerte, aprender de ti y disfrutar del aprendizaje obtenido gracias a tu charla.
    Espero con ansias seguir aprendiendo con este Blog.
    Saludos y agradecimientos enormes por mi parte.

    PD: Soy quién no clasificó ninguna de las opciones para definir una silla.

    • Querida Daniela:
      Ha sido un placer tenerte esta mañana en el encuentro de Santillana.
      Me resultó curiosa y significativa tu interpretación del ejercicio desde la sensibilidad hacia los discapacitados.
      Agradezco mucho tus palabras, las de la mañana y las de la tarde.
      Besos.
      MAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − siete =