Piedras

PISA se ha convertido, decía más arriba, en un cesto de piedras para arrojar a quien se desee.

PISA o la cesta de piedras

10 Dic

Se acaban de hacer públicos los resultados de la sexta edición de las pruebas PISA (Programme for International Student Assessment). Todo el mundo sabe que PISA  es una prueba estandarizada que se aplica de forma trienal a estudiantes de 15 años. La primera aplicación tuvo lugar en el año 2000. Se trata de un proyecto de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) que se ha convertido en un magnífico cesto de piedras para atizar a todo el que se ponga a tiro. Luego vuelvo a esta idea.

PISA evalúa los resultados (no los procesos) obtenidos por los alumnos y las alumnas en tres áreas de conocimiento: ciencias, matemáticas y lectura. No aborda otras áreas del curriculum como el arte, la música o la educación física y, por supuesto, nada relacionado con la esfera de las actitudes y los valores.

¿Para qué sirve PISA? Poco se puede deducir de dichas pruebas para la mejora del sistema educativo. Julio Carabaña, catedrático de sociología de la Universidad Complutense, ha publicado recientemente en la Editorial Catarata un libro titulado “La inutilidad de PISA para las escuelas”. A élme remito.

Nos recuerda el autor que, desde su primera edición, PISA advierte de que lo que miden sus pruebas depende de la experiencia acumulada en toda la vida de los alumnos, desde su nacimiento. “Si un país puntúa más que otro no se puede inferir que sus escuelas son más efectivas, pues el aprendizaje comienza antes de la escuela y tiene lugar en una diversidad de contextos institucionales y extraescolares. Sin embargo, si un país puntúa mejor, puede concluirse que el impacto acumulativo de todas las experiencias de aprendizaje, desde la primera niñez hasta los catorce años, en la escuela y fuera de la escuela, ha producido resultados más deseables en ese país” (OCDE, 2001a: 26). Este texto se recoge idéntico en el apéndice sobre la muestra que hay en todos los informes PISA, y la misma advertencia se expresa repetidamente en otros lugares.

Por tanto, para comparar sistemas educativos hay que diferenciar lo aportado a las puntuaciones PISA en cada país por la escuela de lo aportado por los demás factores, tanto naturales como sociales. Solo una vez aisladas estas aportaciones cabría compararlas entre sí y relacionar las diferencias entre las contribuciones con las instituciones y las políticas. Esto es muy difícil de hacer por dos razones. La primera es que no hay un método para aislar la influencia de la escuela; la segunda es que el número de países es siempre pequeño para los análisis estadísticos.

Pero estos informes se han convertido en la Biblia para que, de manera dogmática, cada uno sitúe a las escuelas, a los legisladores, a los maestros o al sistema educativo, donde quiera ponerlo. Casi siempre en mal lugar. Para muchos ciudadanos no hay otro criterio de valoración. No podemos olvidar que se está comparando lo incomparable. No podemos olvidar que se hacen atribuciones completamente gratuitas dada la naturaleza de las pruebas, el número incontrolable de variables que intervienen en los resultados y las advertencias que nos hacen, como hemos visto, los  autores de las mismas.

PISA se ha convertido, decía más arriba, en un cesto de piedras para arrojar a quien se desee. Se tiran piedras de arriba hacia abajo sobre quienes están en puestos inferiores, se arrojan piedras de abajo hacia arriba culpando a los gobiernos de todos los males educativos, se lanzan piedras en horizontal contra el profesorado por parte de muchos padres, contra los padres por parte de los profesores, contra el alumnado por parte de quienes los consideran poco esforzados y capaces. Muchas piedras y poco compromiso de todos y cada uno para mejorar el sistema educativo. Ese es, a mi juicio,  el problema de PISA.

Porque PISA se ha convertido en un fin, no en un medio como debería ser. Tiene como  finalidad, en último extremo, enseñar a tener mejores resultados en las pruebas PISA. Una pura tautología

He firmado un manifiesto demandando la anulación de los contratos que los diversos gobiernos han suscrito con la OCDE. El manifiesto se apoya en cuatro razones. Respeto la redacción del texto.

Político-educativa: los Ministerios de Educación tienen un limitado control de esta evaluación, teniendo como efecto una intensificación de la estandarización de procesos y mediciones. Progresivamente, organismos internacionales como la OCDE han impuesto transformaciones en las políticas educativas en el mundo, alineando los procesos educativos a una concepción limitada de progreso. Esta estandarización incluye la instalación o adaptación de las pruebas nacionales a un parámetro global a través de la presión ejercida por los rankings. Por otra parte, la estandarización ha impulsado la fuerte entrada de empresas privadas que han desplazado a los ministerios de educación, a las y los docentes, a sindicatos y escuelas de la conducción y perfeccionamiento docente han sido alineados a las evaluaciones estandarizadas. En definitiva, esta lógica reduce los procesos de enseñanza-aprendizaje que apuntan a un desarrollo integral y holístico, enraizado en una consciencia histórico-social crítica.

Técnica: PISA promueve rankings de países en virtud de los resultados. Esta práctica busca neutralizar las enormes diferencias culturales, cosmovisiones y características lingüísticas propias de cada contexto nacional. Este factor implica que esta prueba no cumple con los más mínimos criterios de validez y confiabilidad.

Pedagógica: el régimen de pruebas estandarizadas de alto impacto y los procesos que desencadenan han implicado una transformación radical del quehacer de nuestras escuelas. El estrechamiento curricular ha significado la eliminación de asignaturas como artes, música, filosofía e historia. El tiempo escolar se ha reestructurado para dar cabida al entrenamiento para tener éxito en estas pruebas. Cabe señalar que estas mediciones no son sometidas al arbitrio social ni pedagógico. Estas medidas no toman en cuenta los contextos sociales, ni la diversidad de valores y prácticas pedagógicas.

Social y Psicológica: la medición PISA y sus variantes nacionales discriminan, presionan, y estigmatizan a regiones, países y pueblos en sus comparaciones. El control y la presión por obtener buenos puntajes recae finalmente en las comunidades de maestros y estudiantes, instalando un régimen de alto estrés que está destruyendo el clima escolar y estabilidad emocional de nuestras escuelas. La medición ha profundizado prácticas de exclusión y segregación en nuestras escuelas, despojando de su sentido el  derecho a la educación.

Los sistemas de evaluación deben estar enraizados en las comunidades, deben atender la complejidad, y deben promover una educación respetuosa de los derechos humanos y sociales. Solo de esta manera formamos ciudadanos y ciudadanas en plenitud.

No hacen falta este tipo de pruebas para saber que es preciso mejorar la selección y formación de docentes y directivos, aminorar la ratio profesor-alumno, incrementar el presupuesto destinado a la educación, intensificar y enriquecer la participación de la familia…

PISA aporta, eso sí, un pequeño beneficio: durante unos días todos y todas hablamos de educación. Con algunos chichones en la cabeza debidos a las pedradas, pero pensamos en la educación.

28 thoughts on “PISA o la cesta de piedras

  1. ¡Querido Maestro!
    Totalmente de acuerdo sobre sus sabias palabras sobre el informe PISA.
    No entiendo para que se quiere decir que unos alumnos saben más de lengua que de matemática,que una comunidad como Andalucía se queda detrás en algunas áreas.¿Cual es el fin de estos comentarios absurdos?
    ¿Que ganamos las personas de a pie con esta discriminación y esta intolerancia a las diferencias?
    Menudo gasto de dinero y de tiempo para concluir en unos razonamientos tan atroces.
    Y sin dar ninguna solución de resolución del conflicto.
    Somos más que estos puros datos,somos personas integras que razonamos, sentimos y analizamos y damos importancia a los valores y a los sentimientos.¿Eso como se mide?
    ¡Menudo rollo el informe PISA!
    Son estrategias que se utilizan para que desviemos nuestra atención y no pensemos en asuntos verdaderamente importantes.
    Nos creen un país ignorante y no se dan cuenta que la manipulación no lleva a ninguna parte.
    Quién ríe el último, ríe dos veces!
    ¡Basta de piedras en el camino,soluciones ya!
    Sin más me despido con un cordial y afectuoso saludo para todos.

    • Querida y madrugadora Loly:
      Los titulares son los que marcan la pauta. Si se dice: Andalucía, en el furgón de cola de España. Eso, ¿en qué ayuda? ¿Qué permite mejorar?
      Se produce el efecto Mateo, es decir que al que sale primero se le aplaude use estimula y al que sale el último se le fustiga. Da pie para golpear a quien se desea. El gobierno a la oposición, la oposición al gobierno.
      El presidente del PP ya ha levantado la voz contra el gobierno andaluz como si fuera la única causa de los resultados. ¿Y en los lugares donde gobierna el PP?
      Hay que pensar en la finalidad de las experiencias. Y esta no tiene más que efectos secundarios nocivos.
      Por eso he formado el Manifiesto.
      Besos.
      MAS

  2. Totalmente de acuerdo.
    Estos son gastos que se hacen y que no sirven para nada.
    O sirven para malos fines.
    Hay que romper esa tendencia.
    Yo firmaré ese manifiesto.
    Gracias por ayudarnos a pensar.
    Buen fin de semana.

  3. Querido Migel Ángel.

    Antes de copiar algo de todo lo que llevo leído sobre PISA, (cuando pueda), busco estos minutos para aconsejarte, por la parte que te toca (como pedagogo, como profesor universitario, como profesor de profesores, como persona política y socialmente comprometida, como “gurú” de la educacion, como “sureño”, por ser como eres y pensar como piensas, por escribir lo que escribes), que te pongas el casco que mejor te proteja tu herramienta de trabajo, porque un chichón más o menos no importa, pero puede que haya lanzamientos que busquen partírtela.

    Un abrazo.

  4. Hace mucho tiempo (1988), alguien hacía un diagnóstico sobre la evaluación en el que se indicaban algunas características sobre cómo se concebía en esa época:

    1º Solamente se evaluaba al alumnado ¿En base a la evaluación de los resultados del alumnado de la pruebas PISA tenemos suficientes datos para valorar otros elementos que condicionan el proceso de enseñanza y aprendizaje: profesorado, contexto, políticas educativas?

    2º La evaluación se centraba en los resultados. Miguel Ángel advierte de que no se tienen en cuenta los procesos, quizás por que son dificilmente evaluables desde un punto de vista “objetivo”. Porque estas pruebas tratan de objetivizar resultados con el fin de comparar y clasificar…

    3º Se utilizaba como censura, destacando los aspectos negativos ignorando los positivos. La pruebas PISA se miran desde dos perpectivas. Los que han obtenido buenos resultados se vanaglorian de ello y miran por debajo del hombro a los que sus resultados son peores. Estamos asistiendo como las comunidades con buenos resultados hablan muy bien de sus políticas educativas y tratan de argumentar sus medidas, aunque éstas no sean las mejores, pero los resultados las reafirman…

    Los que obtienen resultados negativos echan balones fuera, o como dice Miguel Ángel lanzan piedras sobre los presuntos culpables. En el caso de Andalucía, la Junta interpreta los datos de la forma que más le conviene y para ello hace comparaciones sobre datos de diferentes años…

    http://www.juntadeandalucia.es/educacion/portals/web/ced/prensa/-/noticia/detalle/la-consejeria-anima-a-la-comunidad-educativa-a-mejorar-juntos-los-resultados-del-informe-pisa-1i6xu6hfgv9kz

    Vamos como los resultados de las elecciones generales, nadie pierde… Les recordamos a la Junta como se están suprimiendo unidades, recortando profesorado, amañando convocatorias de empleo público de docentes (mírese la oferta planteada para 2017), recortando los gastos de funcionamiento de los centros,…

    4º Se limitaba a evaluar lo observable. Ya se ha argumentado anteriormente…

    5º Se realizaba independientemente del contexto educativo. No es lo mismo Finlandia que Andalucía. En este sentido reulta curioso que tanto en Finlandia como en Castilla y león se obtenga muy buenos resultados con medidas educativas y pedagógicas en muchos casos opuestas…

    6º Se utilizaba la evaluación con un carácter cuantitativo. ¿En estas pruebas se dan valoraciones cualitativas? ¿Se describen cuales son las causas?…

    7º Era competitiva y estereotipada (repetitiva). Está claro que cuando se establece un ranking se compara y salen ganadores y vencidos. Las pruebas supongo que serán siempre similares dado que se evalúan siempre los mismos aspectos.

    8º No se utilizaba la autoevaluación. Las pruebas PISA son evaluaciones externas que no permiten que el alumnado controle o se de cuenta de su progreso en el aprendizaje..

    9º Los instrumentos utilizados no eran los más adecuados. Miguel Ángel habla de si estas pruebas tiene fiabilidad y validez… cuando el número de variables que influyen en los resultados son tan altos.

    10º Ante todo era controladora y fiscalizadora. Aunque se le practica al alumnado me temo que la mayoría de las culpas o piedras caeran sobre el tejado del profesorado… Ya tiene la administración educativa más armas y argumentos para entretenernos en realizar más burocracia y apartarnos de lo que realmente importa, el proceso de enseñanza y aprendizaje de los alumnos.

    Estos “diez mandamientos” los apuntaba un tal Santos Guerra… Pasados casi 30 años seguimos hablando de lo mismo…

    Estos diez mandamientos se resumen en uno, atenderás a tus alumnos lo mejor que puedas y supieres…

    Enseñar a alumnos sobresalientes lo hace cualquiera, pero a alumnos con dificultades sólo lo hacen los buenos docentes, aunque sus resultados académico, comparados con los sobresalientes, siempre sean inferiores…

    Si los resultados académicos dieran la felicidad no habría tantas personas con depresiones, insatisfacción personal, frustraciones,… en los gabinetes psicológicos… Hay otros aspectos sumamente importantes en esta vida que no se miden con pruebas estandarizadas…

    Buen fin de semana para todos y todas…

  5. Certero y claro.
    De lo mejor que he leído sobre el tema.
    LO que no me explico es cómo para muchos no hay más criterio de valoración que los titulares que leen sobre PISA. Ni siquiera leen los informes.
    Y, sobre todo, valen cuando valen para machacar al adversario.
    Saludos.

  6. Querido José Antonio:
    Habrá que comprar un casco y protegerse de las pedradas.
    Pero habrá que decir lo que uno piensa, pase lo que pase.
    No hace mucho escribí VÍCTIMAS DE LA RANKINGMANÍA. Tiene mucho que ver con esta entrada.
    Espero tus aportaciones.
    Saludos sabatinos.
    MAS

  7. Estado Juan Carlos:
    Aquel artículo se titulaba PATOLOGIA GENERAL DE LA EVALUACIÓN EDUCATIVA. Y sigue teniendo actualidad después de tantos años.
    Un profesor chileno llamado Aldo Montenegro me ha pedido el prólogo para un libro que acaba de escribir sobre evaluación. Y le dedica un capítulo entero a ese texto.
    Queda mucho camino.
    Saludos y gracias por tu comentario.
    MAS

  8. Profe Miguel Ángel
    Que atinada reflexión nos regalas esta semana
    La calidad de formación que ha recibido un ser humano se evalúa en lo que hace con su vida, tenemos antisociales y delincuentes que han sido los puntajes más altos en pruebas estandarizadas y por el contrario también sabemos de hombres exitosos y felices que en la escuela no han puntuado bien en pruebas externas, la verdadera calidad de la educación se visibiliza en el observatorio del egresado, desafortunadamente eso no le importa al gobierno al punto que ni siquiera se hace seguimiento.
    Un abrazo.
    Cristobal

    • Querido Cristóbal:
      Me ha alegrado mucho ver tu participación en el blog.
      Me escribes en el día que vuestro presidente ha recibido el Nobel de la Paz. He escrito dos o tres veces sobre las negociaciones de paz. Creo que se trata de un proceso NECESARIO, MERITORIO Y ESPERANZADOR.
      Y ahí viene la escuela, como dices, a trabajar por la paz. Porque lo que hay que conseguir en la escuela es la formación de ciudadanos críticos y solidarios, Ciudadanos y ciudadanas que pongan el conocimiento al servicio de la solidaridad.
      Un gran abrazo.
      MAS

  9. A mí mode de ver, el que PISA sea un proyecto de la OCDE ya me lo hace sospechoso de que sea realmente algo pedagógico.
    Creo que esas pruebas ya nacen mancas por naturaleza, como apunta el articulo y los comentaristas, pues la persona es mucho más que esas selectivas pruebas.
    ¿Acaso se miden los verdaderos valores de las personas, como es la ética, la honestidad, la capacidad de esfuerzo, la empatía con el necesitado, la labor social del centro, la atención que se tiene sobre los más desfavorecidos intelectualmente, el número de emigrantes que acoge con sus diferentes idiomas?
    Si se hubiera realizado el informe a sus 16 años a Rato, a Blesa, a Barcenas, a Mario Conde y a etc., etc, muy probablemente estarían a la cabeza del ranking y ya sabemos el excelente fruto social que nos ofrecen.
    Por el contrario, ¿qué hubieran dado en esta prueba la madre Teresa de Calcuta, el padre Ángel y tantos que se juegan su vida ayudando en el mar a los que empujan las guerras y tantos sin nombre entregados al prójimo en tantos lugares del mundo? Quizás no dieran tanto en PISA, pero son los próceres de este mundo.
    En definitiva, para mí, PISA es una vuelta más de tuerca que la OCDE da a la competitividad y la ha colado de pleno en la escuela. Competir, competir y el que no dé la talla está de sobra.
    Gracias Miguel Ángel por tus artículos y, aunque sé que tú en esas pruebas hubieras estado a la cabeza, te admiro por la crítica que haces de ellas.
    Saludos a todos

  10. Querido Joaquín:
    Excelente tu comentario, a mi juicio.
    Es cierto que quien organizadas pruebas tiene mucho que ver con los valores que apuntas: la competitividad, al dinero, la empresa…
    Hay también mucho dinero para quien las realiza, siempre organismos privados que hacen su agosto.
    ¿No e podría dedicar ese dinero a otros fines más solidarios?
    Muy sugerente tu idea sobre las puntuaciones que obtendrían personas que han dedicado su vida al prójimo y a mejorar este mundo.
    No es casual que un palo tras otro, en todas las ediciones, solo se evalúe lo que se evalúa,
    Muchas gracias, querido amigo, por tu comentario y por tus valoraciones.
    Un gran abrazo.
    MAS

  11. Querido Miguel Ángel:

    En esta ocasión no voy a extenderme en comentar lo que desarrollas en tu escrito, pues es claro y meridiano en su exposición.

    Solamente quería que los lectores y lectoras lo completaran con la lectura de lo que dice el profesor de filosofía en el IES Santa Eulalia de Mérida. Su nombre es Víctor Bermúdez Torres y su artículo tiene el título de “Lo que no mide el informe PISA”. Os aseguro que da en el clavo de la finalidad de los dichosos informes, que, comparto contigo, tendrían que desaparecer, para que se hicieran verdaderas investigaciones de cómo mejorar la docencia en nuestro país (pero esto, por ahora, es un sueño).

    http://www.eldiario.es/eldiarioex/educacion/mide-informe-PISA_0_589341391.html

    • Querido Aureliano:
      Gracias por compartir el artículo Víctor Bermúdez Torres. Creo que es clarividente y certero.
      Comparto con él la preocupación de que lo que no evalúa PISA acabará perdiendo presencia n el curriculum.
      Un cordial saludo.
      MAS

      • QUERIDOS LECTORES, QUERIDAS LECTORAS DE EL ADARVE:
        El periódico me dice que va a realizar algunos cambios en la estructura del blog. Les he pedido que no se pierda ningún artículo d los ya publicados y tampoco ningún comentario. Así me lo han garantizado. Quisiera que los 662 artículos publicados hasta la fecha desde marzo de 2004 permanecieran en esta nueva versión de El Adarve.
        Espero que todos los cambios sean para mejor.
        Cordiales saludos.
        MAS

  12. Pingback: PISA o la cesta de piedras | El Adarve | Educac...

  13. Es un enfoque bien original. He leído muchas cosas sobre PISA, pero te es un artículo singular. Me parece atinado.
    En realidad es una enmienda a la totalidad.No s entra en dimensiones técnicas, ni falta que hace.
    Yo suscribiría ese Manifiesto que denuncia los contratos de los gobiernos con la OCDE.
    Buena semana a todos los lectores y lectoras.
    Y saludos.

  14. Estimado Miguel Ángel.

    Me incorporo al blog después de mi reciente paternidad para dar mi punto de vista sobre los resultados obtenidos del informe PISA recientemente publicado en los medios de comunicación.

    El informe PISA sirve a nuestra sociedad neoliberal para medir, cuantificar clasificar y baremar los resultados academicos de alumnos/as de distintas regiones de nuestro país y de otros países Europa. No se tienen en cuenta una multitud de variables que determinan directamente los resultados académicos como el contexto social o cultural de los alumnos. Solo es tenido en cuenta el producto y no el proceso.

    La pregunta que me planteo es la siguiente. ¿Ayuda este informe a mejorar la enseñanza de nuestros alumnos en Andalucía?¿ A quién le sirve conocer la publicación de estos resultados? Nos tiran piedras desde que comenzamos en Septiembre y estos resultados se traducen en nuevas piedras que sirven a los medios, a los políticos etc… pero no a los principales protagonistas. Los alumnos/as.

    Muchas gracias por tu artículo M. Ángel.

    Un abrazo desde Ronda

    • Querido Juan Francisco:
      Enhorabuena por la paternidad. Tener un hijo es dejar el corazón fuera del cuerpo para toda la vida. En este caso también se puede felicitar al bebé por los padres que tiene. Estoy seguro.
      ME ALEGRA MUCHO TU REINCORPORACIÓN.
      Respecto a tu comentario, comparto contigo la preocupación por las condiciones de partida y por las múltiples variable que inciden en los resultados.
      Andalucía, antes de conocerse los resultados de PISA, había elaborado un PLAN PARA EL ÉXITO EDUCATIVO en el que creo que hay muchas iniciativas saludables. Estuve en su presentación el día 2 en Sevilla, presentación en la que pronuncié una conferencia titulada EL ÉXITO COMO DERECHO.
      GRACIAS POR TU PARTICIPACIÓN.
      UN ABRAZO.
      MAS

  15. Qué temendo lo del informe PISA.
    Hoy he oído a una representante del PP tirar unas cuantas piedras a la Junta de Andalucía, al PSOE y a su larga presencia en el gobierno de la comunidad.
    Sin caer en la cuenta que el Gobierno de la nación sería el destinatario, en buena lógica, de otras cuantas pedradas.
    No veo que esté sirviendo para nada, como se dice en el artículo.
    ¿Para qué gastar tanto dinero?
    ¿No hay otras necesidades en educación?
    ¿Se puede despilfarrar así el dinero público?
    No hay derecho.
    Buenas noches.

  16. No se puede decir más claro. Estas pruebas no sirven para nada, como dice Julio Carabaña. Y, más,como se dice en el artículo suelen servir para tirar piedras a la cabeza del prójimo.
    Si mal no recuerdo, ya se publicó otro artículo en este blog sobre el tema. Se titulaba, muy significativamente: ¿Viene PISA del verbo pisar?
    Pues no hace falta pisar a nadie. Evitémoslo no haciendo las pruebas. Apoyo el Manifiesto que pide la ruptura de los contratos.
    Cada uno explica como quiere los datos. El Consejero de Castilla León ha dicho que la “ética del norte es más seria”.
    Cada unoi, lo que quiere.
    Saludos muy cordiales.

  17. Un artículo para.pensar.Mientras todos utilizan datos, aquí se hace un planteamiento de fondo que cuestiona esos datos.
    Yo creo que no tiene sentido machacar a unos y otros con los datos negativos. No es racional pero, sobre todo, no es justo.
    Saludos.

  18. PISA es una trampa. Es una trampa en la que caemos fácilmente. Los resultados parecen incontestables y se utilizan como dogmas. Las pruebas están bien planteado técnicamente, se viste todo con el halo científico y los resultados parecen indiscutibles.
    Pero el problema es previo. Porque,m como se dice en el artículo, se compara lo incomparable. Por historia, por condiciones, por medios, por desarrollo cultural de las familias y de los contextos…
    Y, como dice la propia OCDE, en los resultados influyen todas las variables que ha vivido el alumno desde el nacimiento.
    Por eso la objeción a las pruebas es radical. Y por eso todas las comparaciones se utilizan en beneficio del que queda mejor.
    Saludos y gracias.

    • Estimada Mari Carmen:
      Estoy de acuerdo con tu análisis. Todo lo que se compara entre países, entre autonomías, entre escuelas, entre grupos está adulterado por las condiciones previas.
      No parece razonable ni justo poner a correr en una competición a un cojo, a un desnutrido, a un enano, a un corredor que tiene una bola de hierro atada a un pie, a otro que tiene una cadena atada a una estaca que lo inmoviliza… EL CRONOMETRO PUEDE SER MUY FIEL, PERO LAS COMPARACIONES SON INJURIOSAS, SOBRE TODO PARA LOS QUE FRACASAN.
      Y a algunos les interesa mucho lanzar piedras a los últimos y atribuir las causas a quien o a lo que se le antoja.
      Besos.
      MAS

  19. PISA es otro fruto maduro del árbol del neoliberalismo. Todo tiene coherencia. Y, claro, como esa cultura lo ha invadido todo, nadie quiere quedarse fuera.
    Dejar PISA sería como reconocer que que uno queda fuera de juego, fuera de la realidad que existe.
    Habría que tener valor y decir: nosotros nos vamos. Ahí os quedáis. Que sigáis compitiendo Y, si podéis, ganando.
    ¿Qué pasaría?
    No pasaría nada. Que se ahorraría un buen dinero.
    Saludos.

  20. Buenas tardes,

    en ningún sitio encontré en qué consistían las pruebas, ni tampoco en qué institutos andaluces se realizaron.

    Sigo buscando. Gracias y un cordial saludo

  21. Estoy probando para añadir un nuevo comentario en la nueva estructura del blog.
    Espero que pueda entrar sin problemas.
    A mí no me pide contestar a ninguna pregunta, aunque me habían dicho que iban a pregruntar ¿Eres un robot? Y que la respuesta, obviamente, era No.
    Voy a intentarlo.
    Saludos.
    MAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =