Un hombre, un botox

11 Dic

Amigos, un hombre, un botox. Dejémonos de vainas y de boinas. Garrote y prensa, como escribía Paco Umbral. Es el tiempo de la estética y la ética. La estética es el botox de Berlusconi. La ética es la palabra horadada en la verdad.

Uno de cada cuatro hombres en España admite que no le importaría ponerse toxina botulínica tipo A, o sea botox. Vivimos más años, deseamos permanecer activos por más tiempo, mantener esa apariencia fresca que es sinónimo de vitalidad. El botox, como metáfora del siglo XXI, junto a twitter y la marca blanca de Mercadona -que se llama Hacendado, vete tú a saber porqué-.

Sí, la ética ha perdido la gran batalla ante el icono pop. (más…)